La gestión de las residencias marca los turnos de preguntas al presidente

Barbón destaca como «un logro» el no haber tenido que recurrir a la apertura del hospital de campaña en el recinto Luis Adaro

Adrián Barbón
Adrián Barbón

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha señalado este miércoles que la mayoría de los asturianos ven como «un logro» el hecho de que aún no haya sido necesario abrir el hospital de campaña habilitado con 144 camas en el recinto ferial Luis Adaro para afrontar la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19.

En su respuesta durante el turno de preguntas de los grupos de oposición en el pleno de la Junta General del Principado, Barbón ha replicado así a la portavoz del PP, Teresa Mallada, que ha considerado la situación de ese espacio, aún sin utilizar, como un ejemplo «de la ineficacia de la gestión del Gobierno», que destinó 450.000 euros a la habilitación del hospital de campaña.

Según Mallada, las medidas anunciadas por el Ejecutivo de cara al proceso de desescalada están generando incertidumbre tras haber afrontado una pandemia que ha provocado que el 66 por ciento de los fallecidos en Asturias fueran usuarios de la red de residencias de ancianos.

Mallada ha planteado a Barbón si, tras intervenir un centenar de geriátricos, piensa cambiar los protocolos de dichos centros en los que, hasta ahora, sólo se exigía la presencia de un médico durante tres horas al día y de un profesional de Enfermería de forma permanente en aquellos que contaban con más de 150 residentes.

Además, ha cuestionado la falta de información del número de contratos realizados por la sanidad pública, la posibilidad de cerrar los consultorios periféricos -cuya actividad se concentra ahora en otros centros- y la falta de reacción del servicio de prevención de riesgos laborales que llevó a que algunos profesionales tuvieran que comprarse sus equipos de protección.

En su respuesta, Barbón ha advertido a Mallada de que donde ve «un fracaso» al no haberse puesto en marcha el hospital de la Feria de Muestras, la ciudadanía ve «un logro» dado que demuestra que su Gobierno anticipó su respuesta al habilitar un espacio que en otras comunidades se puso en marcha «con los hospitales saturados y gente muriendo en los pasillos».

El sistema sanitario público se está preparando ahora para recuperar «el tiempo perdido» en la atención de otras patologías, con el consiguiente incremento de las listas de espera, y manteniendo dos circuitos distintos para pacientes con COVID-19 y para el resto, ha apuntado tras garantizar que el cierre de los consultorios periféricos será solo provisional.

En relación con la situación de la sanidad pública, Barbón ha señalado que el Servicio de Salud ha contratado ya 1.243 profesionales cuyos contratos se mantendrán durante la fase de desescalada e incluso se incrementarán ante la llegada del periodo vacacional.

«La crisis continúa, el virus no se ha ido y hay riesgo cierto de rebrote por lo que esas medidas nos tendrán que acompañar más tiempo», ha indicado el presidente en su respuesta al portavoz de Foro, Adrián Pumares, que le había reclamado garantías de que el Servicio de Salud contará con personal suficiente para hacer frente a todas las atenciones pendientes.

Por la situación de las residencias de ancianos se ha interesado la portavoz de Ciudadanos, Laura Pérez Macho, que, tras recordar que el número de fallecidos en geriátricos en relación a la cifra de víctimas totales de la pandemia es superior en Asturias que en España, ha lamentado «la falta de previsión» en relación con estos centros.

A su juicio, las decisiones se adoptaron con retraso de forma que el primer geriátrico en ser medicalizado, el de Grado, lo fue tras el primer fallecimiento; se actuó con un nivel de transparencia «mejorable» y también se actuó tarde a la hora de habilitar un protocolo para permitir que los ancianos en situación terminal estuvieran acompañados.

Las residencias «no son hospitales ni centros de salud, son la casa de nuestros mayores», ha subrayado Barbón tras rechazar que en Asturias los usuarios de los geriátricos no hayan sido atendidos debidamente y comparar la situación del Principado con la de comunidades donde, a día de hoy, sigue sin medicalizarse ni una sola residencia

Así, el 85 por ciento de los residentes fallecidos murieron en hospitales y el resto en geriátricos medicalizados ha apuntado tras incidir en que los protocolos de actuación con estos centros no es que fallaran «es que no había» y han ido surgiendo a medida que se afrontaba una crisis ante la que todas las administraciones han cometido errores por su desconocimiento sobre el virus.

No obstante, ha pedido recordar también que casi el 70 por ciento de los residentes que se infectaron en geriátricos se ha curado y ha destacado que, de las 75.000 pruebas PCR realizadas en Asturias, unas 27.000 se realizaron entre los usuarios de residencias de ancianos y los profesionales que trabajan en esos centros; según recogió EFE.

Barbón no recortará funcionarios pero estudia traslados de puestos

La Voz
Lorena Gil
Lorena Gil

El presidente lamenta que desde Podemos se opongan a dicha modificación sin entrar en el debate necesario

El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, ha manifestado este miércoles que «ni está sobre la mesa del consejo de Gobierno ni lo estuvo nunca el recorte de los salarios de los funcionarios». «Recortes salariares no, nunca estuvo sobre la mesa y no sé por qué se ha interpretado eso, pero la reforma de la administración y del sector público asturiano por causa del coronavirus sí». En respuesta a una pregunta en el Pleno de la Junta de la diputada de Podemos, Lorena Gil, ha indicado que si por recortes se entienden recortes de salarios de trabajadores ya ha dicho y vuelve a reiterar que es algo que nunca se ha barajado.

Seguir leyendo

Comentarios

La gestión de las residencias marca los turnos de preguntas al presidente