Los padres tendrán que poner el termómetro a sus hijos a diario y otras 16 indicaciones para la vuelta al «cole»

El Ministerio de Educación el control de temperatura cada mañana. Fija el procolo de aislamiento de los alumnos que comiencen a tener síntomas. Aconseja ir a clase a pie, siempre que se pueda

La directora del IES Monte Naranco, Alejandra González Pulido, abre una de las cajas
La directora del IES Monte Naranco, Alejandra González Pulido, abre una de las cajas

Todavía no se sabe con exactitud cuándo comenzarán las clases presenciales pero ya se barrunta cómo será esa vuelta al cole. El Ministerio de Educación ha lanzado un protocolo de prevención e higiene frente al COVID-19 pensado para la reapertura parcial de los centros educativos este curso. Si todo va bien y se cumplen los plazos, los estudiantes de segundo de Bachillerato, los que terminan Secundaria y Formación Profesional (FP) podrían regresar a partir del lunes, 25 de mayo, momento en el que entraría en vigor la fase dos de la desescalada. El documento detalla multitud de medidas a tener en cuenta. Reclama a las familias que vigilen el estado de salud de los hijos y que les tomen la temperatura todos los días antes de salir de casa en dirección al centro educativo. Descarta que la organización de eventos en el interior. Impide el acceso de los padres, salvo indicación concreta del profesorado, establece los pasos a seguir para aislar a los alumnos que, repentinamente, comiencen a tener síntomas. Ordena extremar la limpieza y desinfección de las instalaciones, especialmente de los baños. En caso de apertura de comedores, aconseja que se ventilen las salas después de cada servicio. También quiere eliminar los expedientes en papel y potenciar las rutas a pie o en bicicleta de alumnos y de los profesionales.

Estos seis folios de medidas están colgado en la web educativa asturiana Educastur. La Consejería de Educación del Principado lo considera el marco adecuado para la gestión. Desde el lunes, equipos directivos y docentes trabajan ya en los institutos para organizar esa vuelta al cole. Asumen todo tipo de tareas, desde reducir el número de mesas por aula a señalizar las rutas de acceso con pegatinas colocadas en el suelo. Calculan cuántos estudiantes pueden volver a las aulas este curso.

1 Cero síntomas en los alumnos. Los centros educativos deben informar a las familias de que sus hijos no pueden acudir a clase si tienen algún síntoma compatible con el COVID-19, están diagnosticados o se encuentran en cuarentena. Además, los padres tendrán que vigilar su estado de salir y realizar una «toma de temperatura todos los días antes de salir de casa para ir al centro educativo». Si tiene fiebre, deberá quedarse en casa y llamar al centro de salud.

2 Cero síntomas en los docentes. La situación de los docentes es idéntica. No podrán reincorporarse aquellos que presenten síntomas, estén diagnosticados o en aislamiento por alguna razón. Los que presenten un cuadro clínico que los convierta en población vulnerable podrán volver al trabajo si están debidamente controlados y cuentan con el visto bueno del servicio de prevención de riesgos laborales.

3 Las familias, en el exterior. Durante todas las instrucciones, existe una idea en mente: es necesario evitar las aglomeraciones. Con esa idea, el ministerio indica que las familias solo podrán entrar en los edificios, colegios o institutos, en caso de necesidad o por indicación expresa del profesorado o del equipo directivo que, además, les comentarán las normas de higiene.

4 Ni un evento de grupo. En esta vuelta anticipada las aulas no podrá haber actividades grupales, más allá de las marcadas por las lecciones, y con las condiciones que se marquen, ni tampoco otro tipo de eventos en el interior de los centros.

5 ¿Y si un alumno o un profesor tiene síntomas? Cuando un estudiante comience a mostrar síntomas -dolor de garganta, escalofríos, dolores musculares, dolor de cabeza, vómitos,...- durante su estancia en el colegio o en el instituto, deberá ser trasladado a un espacio separado donde estará acompañado por un profesor que lo acompañará hasta la llegada de sus padres. Ambos se protegerán con mascarillas. Ese espacio separado será de uso individual, tendrá una papelera con pedal para tirar las mascarillas y los pañuelos desechables. Se notificará de inmediato a la familia que, a su vez, deberán ponerse en contacto con el centro de salud. El mismo procedimiento servirá para los docentes. Tendrá que ponerse mascarilla y retirarse a un lugar apartado mientras habla con su médico. La sala debe estar elegida con anterioridad y debe contar una ventilación adecuada.

6 Canal directo con el centro de salud. Dicen las instrucción que las autoridades deben posibilitar un canal de comunicación fluido entre cada centro educativo y el centro de salud de su zona básica, para resolver todo tipo de dudas o problemas que pueden surgir. 

7 Dispensadores de gel por doquier. El protocolo establece que se colocarán dispensadores de geles desinfectantes en todas las clases que no cuenten con un lavabo para facilitar el lavado de manos. No obstante, recuerda que si las manos están muy sucias son necesarios agua y jabón. 

8 Desinfectar las instalaciones. Los centros asturianos ya acometieron la desinfección general de sus instalaciones. En el caso de los colegios de Infantil y Primaria fue tarea de los ayuntamientos. El resto dependen del propio Gobierno del Principado. El ministerio cree que es necesario realiza una limpieza en profundidad, al menos, una vez al día y que se refuerce en aquellos espacios que sea necesario por su uso, como por ejemplo zonas comunes, teléfonos o percheros. En el caso del autobús escolar tendrá que ser dos veces al día, con especial atención a los asientos y las barras. 

9 La limpieza de los aseos. Las medidas dedican un apartado concreto al uso y limpieza de los baños. Deberán desinfectarse, al menos, tres veces al día. Tendrán que tener siempre dispensadores de jabón y de papel para el secado de manos o de gel hidroalcohólico. Hay que dar instrucciones a los alumnos para que se laven «cuidadosamente» las manos cada vez que van al año.

10 ¿Se pueden abrir los comedores? Es una posibilidad que contempla el ministerio. Si se presta este servicio, será uno de los espacios en los que habrá que intensificar la limpieza de las superficies y también la ventilación, La vajilla, cubertería y cristalería tendrá que lavarse a diario, incluso la que no se haya usado pero haya podido estar en contacto con usuarios.

11 Acabar con el papel. El ministerio quiere que se reduzca al mínimo el empleo de documentos en papel y también su circulación.

12. Cómo gestionar la basura. Los centros utilizarán papeleras con tapa y pedal para los pañuelos desechables y el papel que se utilice en el secado de mano. Esas papeleras se volcarán en bolsas o contenedores también protegidos con tapa. Reclama que se intensifiquen estas tareas y no dejen que se acumule basura. Lo mismo sucede con las mascarillas o los guantes de látex. Se depositará en el mismo cubo que los residuos de origen doméstico. 

13. Distancias de seguridad. La distancia mínima de seguridad interpersonal será de dos metros. Los centros tendrán que optimizar la organización de las aulas. Siempre que se pueda, se optará por espacios al aire libre. Esos dos metros deberán respetar en las zonas comunes, por lo que las direcciones organizarán la circulación de las personas, por ejemplo, en los pasillos. Se limitará el uso de ascensores y se usarán preferentemente las escaleras.

14. A clase, a pie o en bici. Dice el ministerio que es importante priorizar las formas de desplazarse que permiten conservar esa distancia de dos metros. Esto supone optar por lo que denomina «transporte activo», a pie o en bicicleta. Anima a los centros a fomentar rutas seguras en colaboración con los ayuntamientos. En los casos en los que el transporte escolar sea imprescindible, se ordenarán las filas de entrada y salida, todos deberán llevar mascarillas higiénicas y se limitará la ocupación de plazas de manera que cada dos asientos, solo habrá un pasajero. 

15 Circulación interior. El protocolo explica que en las actuales circunstancias se debe reducir al mínimo la circulación de los alumnos a lo largo y ancho de los centros. Por esa razón, recomienda que se queden en el mismo aula y que sean los profesores los que se desplacen a la clase de referencia. Las horas de entrada y salida también se programarán de manera escalonada.

16 Cuándo poner mascarilla en los centros. El ministerio explica que habrá que utilizarlas siempre que no se puedan guardar los dos metros de separación, sobre todo, a partir de la etapa de Primaria. Recomiendan explicar a los alumnos el uso correcto, ya que de lo contrario el riesgo de transmisión continuará.

La vuelta a las aulas en mayo: itinerarios en pasillos de dos metros, pantallas y mucho hidrogel

c. del nero

Miembros del equipo directivo y docentes del IES Monte Naranco se preparan para recibir a un máximo de 160 alumnos de los 690 que tienen matriculados. Comienza la reapertura de los centros

Los centros educativos asturianos reabren hoy sus puertas para que el equipo directivo, personal de limpieza y administrativo retomen sus trabajos para avanzar en la futura vuelta a las aulas de parte del alumnado. Ante la habitual imagen de un mes de mayo en las aulas, con gritos por los pasillos, nervios por los exámenes, ruidos de hojas de apuntes intercambiándose de cara a terminar el que es el último trimestre del curso, la realidad esta vez es bien distintaColegios e institutos se preparan para terminar un curso que, además de voluntario, lejos queda de lo habitual. La realidad de los edificios de los diferentes centros más parece la de un final de agosto, esperando la llegada de los alumnos tras su verano. 

Seguir leyendo

    

Comentarios

Los padres tendrán que poner el termómetro a sus hijos a diario y otras 16 indicaciones para la vuelta al «cole»