Losa defiende que el ingreso mínimo vital «no es caridad, es justicia social»

La delegada del Gobierno en Asturias asegura que la medida impulsará «un modelo de convivencia más justo»

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa
La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa

Redacción

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha resaltado este viernes que el ingreso mínimo vital que va a poner en marcha el Ejecutivo central «ayudará de forma definitiva a luchar contra la pobreza» y se convertirá en «uno de los pilares básicos del Estado de Bienestar». «No es caridad, es justicia social», ha dicho Losa sobre una medida que impulsará «un modelo de convivencia más justo», y que promoverá «la inclusión económica, social y laboral de todas las personas en este país». La delegada del Gobierno en Asturias se ha pronunciado en estos términos durante una reunión con varias ONG para tratar las consecuencias sociales de la pandemia.

En el encuentro han participado representantes de Cruz Roja, Cáritas, la Fundación Banco de Alimentos y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social para compartir información y evaluar las acciones desarrolladas. Losa ha afirmado que el Gobierno «protege a los colectivos más vulnerables» con medidas como la prohibición de cortar la luz, el agua y el gas, a quien no pueda pagarlo; la moratoria al pago de las hipotecas; las ayudas directas al alquiler, o destinando fondos para cubrir el cierre de los comedores escolares, ha enumerado. Esta acción del Gobierno, ha añadido, se complementa con la labor que realizan las entidades sociales, a las que ha agradecido «la gran ayuda que están prestando para hacer frente a la crisis social provocada por la pandemia que estamos padeciendo», según informa Efe.

Los empresarios suspenden el diálogo con el Gobierno y anulan las reuniones por el pacto con Bildu

La Voz
;
La patronal abandona la Mesa de Diálogo Social El pacto con Bildu para derogar la reforma laboral siembra la desconfianza en el Gobierno

Las patronales CEOE y Cepyme califican la decisión del Ejecutivo de derogar la reforma laboral de «irresponsabilidad mayúscula»

Golpe en la mesa de los empresarios. La CEOE ha decidido levantarse de la mesa del diálogo social que comparte con los sindicatos y el Gobierno hasta que este aclare los términos del acuerdo alcanzado con EH Bildu para la derogación, total o parcial, de la reforma laboral del 2012.

Así lo anunció el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, quien aseguró que deja «en suspenso» los cauces de comunicación con el Ejecutivo, argumentando que no le ve sentido sentarse a negociar «si ya está decidido lo que se va a hacer en la mesa, si el menú del día está preparado». «Que no sigan contando con nosotros», afirmó visiblemente enfadado en una entrevista en Radio Nacional.

Seguir leyendo

Comentarios

Losa defiende que el ingreso mínimo vital «no es caridad, es justicia social»