Grupo Riesgo encarga una auditoria y culpa a Alcoa de la situación de la fábrica de Avilés

La compañía está dispuesta a facilitar la investigación a todos los niveles y de todas las etapas de gestión. Los comités de empresa de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés presentan denuncias antes Trabajo

Vista de las instalaciones de la planta de la antigua Alcoa en Avilés
Vista de las instalaciones de la planta de la antigua Alcoa en Avilés

El Grupo Industrial Riesgo ha solicitado una auditoría independiente para analizar la gestión de anteriores propietarios de las fábricas de Alu Ibérica (antigua Alcoa) en A Coruña y Avilés, y apunta que «las responsabilidades de la situación actual de las plantas deben ser dirigidas a Alcoa». Alcoa ha sido «la propietaria de las mismas en los últimos años», sostiene Grupo Riesgo. Recuerda que entró a gestionar las plantas el pasado abril con un proyecto de futuro. No obstante, informa de que ha pedido una auditoría tras la situación que se encontró el grupo al tomar el control de la empresa de manos del fondo inversor Parter Capital tras la compra de Alcoa, para asegurarse de que la gestión previa «se haya llevado acabo acorde a la buena fe y el respeto de los compromisos» adquiridos.

«La compañía está dispuesta a que se lleven las investigaciones a todos los niveles, no solo desde el inicio de la etapa de Grupo Industrial Riesgo, sino también que englobe etapas anteriores», ha subrayado después de sendas denuncias presentadas este viernes por los comités de empresa de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés ante la Inspección de Trabajo. El presidente del comité coruñés, Juan Carlos López Corbacho, ha dicho esta mañana a las puertas de la Inspección de Trabajo que la situación de la fábrica es «excepcionalmente crítica» y que están «observando un sabotaje en la misma empresa» que está «a punto de entrar en un colapso productivo». Ha pedido asimismo que la inspección intervenga en la empresa tras las sucesivas ventas de Alcoa al fondo inversor Parter y de este al Grupo Riesgo porque «la materia prima está bajo mínimos históricos», «hoy apenas había fuel para poder trabajar hasta el domingo» y «a día de hoy no sabemos si vamos a cobrar este mes».

Según el Grupo Industrial Riesgo, «en ningún momento las nóminas de los trabajadores se han visto comprometidas» y añade que, desde que tomó el control de la empresa, los pagos a los trabajadores se han realizado «escrupulosamente», independientemente del cumplimiento o no de los acuerdos previos de Alcoa y Parter, puntualiza. «Ese ha sido siempre el compromiso por parte de Grupo Industrial Riesgo», asegura. Niega un «colapso productivo» en la fábrica como dice el comité de empresa y explica que, actualmente, se encuentra en una «fase de evaluación e implementación de nuevos procesos cuyo objetivo es la optimización de recursos».

La situación económica le ha «obligado a revisar al milímetro las partidas presupuestarias», indica Riesgo, pero su «voluntad es continuar con la actividad de las fábricas en A Coruña y Avilés». Muestra de ello, ejemplifica, es la conversación mantenida por representantes de la empresa con la autoridad laboral la semana pasada en la que les han trasmitido este mismo compromiso.

Grupo Riesgo apunta también que, durante el estado de alarma, se ha realizado un control sanitario «exhaustivo» para evitar contagios por coronavirus y se ha seguido «a rajatabla» el protocolo elaborado por técnicos especializados del Comité de Seguridad y Salud, por lo que «no se pueden alegar riesgos de salud ni problemas productivos para plantear conflictos laborales inexistentes». En este contexto, ha indicado que la concentración del comité de empresa de A Coruña este mediodía en el recinto de la factoría tras la presentación de la denuncia «impidiendo a los empleados realizar su trabajo es ilegal, no había sido comunicada previamente a la empresa conforme al convenio, no tiene permiso de la autoridad y contraviene las medidas de seguridad impuestas por las autoridades». «Ante semejante cúmulo de irregularidades la compañía ha tenido la obligación de llamar a la policía para restablecer la situación y para garantizar la seguridad de los trabajadores que acudían a la planta para desarrollar su trabajo», ha reseñado Riesgo.

Este grupo industrial de origen español y centrado en los sectores de la industria de exportación e importación, transporte y logística, cuenta con 10 compañías, 75 profesionales y más de 10.000 clientes.

El Grupo Riesgo anuncia una inversión de 25 millones en Avilés y A Coruña que garantiza el empleo

Vista de las instalaciones de la planta de la antigua Alcoa en Avilés
Vista de las instalaciones de la planta de la antigua Alcoa en Avilés

Propone abrir nuevas áreas de negocio como el reciclaje o la producción de energía renovable para el autoconsumo. El comité asturiano señala que es «humo»

El Grupo Industrial Riesgo ha presentado al comité de empresa de Avilés su plan industrial para la fábrica de Alu Ibérica, con inversión a corto plazo en esta primera fase de más de 25 millones de euros prevista para las plantas de Avilés y A Coruña. Según indica la compañía, el objetivo de esta inversión es garantizar «la viabilidad de la planta de Avilés y el futuro de sus 286 trabajadores, así como un compromiso de permanencia a largo plazo».

«Si no trabajamos todos juntos, no será posible desarrollar el proyecto en esta planta. Necesitamos más confianza por parte del comité de empresa de Avilés, que apenas ha escuchado nuestro plan industrial hoy, ni las acciones que hemos llevado a cabo en el último mes», dice. Añade que los trabajadores «deben ser conscientes de que las plantas ya no pertenecen a una multinacional, sino a un grupo privado cuyo único objetivo es salvar a Alu Ibérica».

Seguir leyendo

Comentarios

Grupo Riesgo encarga una auditoria y culpa a Alcoa de la situación de la fábrica de Avilés