Colectivos antidesahucio «reparten dinero» a pie de calle: es la peor crisis que han visto

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo trata de cubrir las necesidades básicas de quienes más sufren las consecuencias del covid-19

Una protesta de la PAH de Oviedo
Una protesta de la PAH de Oviedo

Redacción

Largas colas para recoger comida, solicitar ayudas económicas, o para acudir a centros de caridad. Esta es la cara más triste que la pandemia del coronavirus deja a su paso por Asturias. Debido a la situación actual, son muchas las familias que se han quedado sin ingresos y se han visto obligadas a recurrir a la caridad para sobrevivir a una situación que aún no sabemos cuando tendrá su punto y final. Del otro lado se encuentran los servicios sociales, ONGs, asociaciones y plataformas que trabajan a destajo para tratar de cubrir las necesidades básicas de un sector de la población que ahora les necesita más que nunca.

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Oviedo están tratando de que ninguna familia se quede sin un techo bajo el que dormir en estos duros tiempos. Manuel Carrero, uno de sus miembros, cree necesario alzar la voz por todas estas personas, ya que llevan desde el comienzo de esta crisis sanitaria preocupados por lo que están viendo. «Me sorprende que no tenga más impacto en la sociedad», afirma Carrero. «Hay muchas personas que están pasándolo muy mal, que no pueden pagar sus alquileres y sus hipotecas, y es un problema que sufren muchos más de lo que la gente se piensa», añade.

Ahora que la desescalada ha comenzado, ya desde la fase 1, desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo están «repartiendo dinero a pie de calle». Con los recursos que la asociación gestiona han creado una especie de fondo de solidaridad a disposición de las familias más necesitadas para alimentación y necesidades muy básicas, y les facilitan el papeleo para solicitar moratorias o ayudas al alquiler. «Los servicios sociales están desbordados, las colas de la cocina económica son tremendas, y sobre todo la población inmigrante, que es la más desprotegida, no cuenta con recursos. Están sin papeles, sin contratos de alquiler, les están echando a la calle porque no tienen ingresos, y no se pueden acoger a medidas por no tener la nacionalidad española ni la residencia», explica Manuel Carrero. 

La PAH trata «suplir a los servicios sociales principales, que están desbordados el confinamiento», y colaboran con las familias que acuden a ellos de diferentes formas. Desde que el Ayuntamiento de Oviedo presentó las ayudas «Oviedo Contigo» para la obtención de alimentos, tramitan por las familias que no pueden hacerlo esta solicitud, que tan sólo puede presentarse de forma telemática. «La brecha digital es especialmente amplia en este sector de la población, por lo que llevamos desde que se convocaron presentando solicitudes», explica Carrero.

También están presentando solicitudes de las ayudas de alquiler del Principado de Asturias, bastante más complejas ya que necesitan mucha mas documentación. «También estamos asesorando a la gente sobre sus derechos y las medidas que ha aprobado el gobierno sobre la protección de las familias vulnerables, de las moratorias de las hipotecas, la supresión de los desahucios y todo este tipo de cuestiones», añade Carrero. Sin duda, su trabajo y el de otras muchas asociaciones similares, está siendo un auténtico salvavidas para muchas familias.

La PAH Oviedo critica que no se licite vivienda pública en 2020

La Voz

La plataforma asegura que el Principado ha «abandonado» la política de incrementar el parque residencial para personas vulnerables

Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH Oviedo) ha criticado este jueves «el abandono» de la política de vivienda por parte del Gobierno del Principado de Asturias. «Por primera vez, desde la asunción de las competencias, no licitará en 2020 ninguna obra de nueva vivienda pública», apuntan en una nota informativa.

Según han manifestado, la finalización de las 96 viviendas actualmente en ejecución pondrá fin a décadas de inversión pública para incrementar el parque público residencial y facilitar el acceso a un alojamiento digno a las personas más vulnerables.

En la misma nota se han referido a la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, «se muestra satisfecha con el balance de la política de vivienda de los últimos años y orgullosa del parque de vivienda pública, que no llega al 2% del total, muy lejos de la media europea (15%), y en todo caso absolutamente insuficiente para dar respuesta a las necesidades de los hogares en riesgo de exclusión, como demuestran las listas de espera para acceder a una vivienda social».

Seguir leyendo

Comentarios

Colectivos antidesahucio «reparten dinero» a pie de calle: es la peor crisis que han visto