Barbón reclama más contundencia a las Policías Locales para evitar más rebrotes

Propone en la conferencia de presidentes una planificación coordinada en toda España para la vuelta a clase en septiembre y para desatascar la justicia

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, participa por videoconferencia en la reunión que mantiene el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, participa por videoconferencia en la reunión que mantiene el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos

No es algo que solo preocupe al presidente del Principado, Adrián Barbón. Los posibles rebrotes del coronavirus son un quebradero de cabeza en todas las autonomías. Lo que sucede es  que Asturias ya tiene un foco y eso ha puesto a las administraciones en guardia. Barbón, firme defensor de prolongar el estado de alarma y de agotar todas las fases de la desescalada, ha reclamado a la Delegación del Gobierno y a la Federación Asturiana de Concejos (FACC) que las fuerzas de seguridad, incluidas las Policías Locales, actúen con contundencia si observan comportamientos que atentan contra la normativa vigente. Al mismo tiempo, piensa en el futuro y ha reclamado a Pedro Sánchez, durante la conferencia de presidentes, una planificación para la vuelta a las aulas en septiembre y para desatascar la justicia. Aunque son dos temas de competencia regional, cree que son de tal importancia que lo ideal es coordinar actuaciones y recursos.

Estos son algunos de los aspectos que ha explicado al término de la conferencia, apenas 24 horas después de reconocer la existencia de un foco de coronavirus con 19 positivos en un residencia de Gijón.

La reunión

 Barbón señala que los distintos cuerpos policiales deben «actuar con contundencia» frente a comportamientos y actividades que ponen en peligro la salud pública y que contribuyen a propagar el coronavirus. No obstante, es consciente de que no todo se puede fiar a las fuerzas de seguridad. Por eso, ha insistido en la responsabilidad individual de los ciudadanos, guardando los dos metros de seguridad o utilizando mascarilla. La desescalada social está yendo muy rápido. «Los presidentes somos conscientes de que hay un relajo en la actitud de los ciudadanos», ha reconocido. Ha insistido el que peor golpe, el más duro, sería tener que adoptar medidas drásticas que supusieran un retroceso en el confinamiento.

Por esa razón, el presidente apoya la decisión de Sánchez de pedir una última prórroga del estado de alarma para finalizar el plan de desescalada el próximo 21 de junio. «Los rebrotes están al orden del día y es necesario controlar la movilidad entre comunidades». Espera que cuente con apoyo suficiente. «Rigor, paso a paso y con prudencia», esa es la fórmula en la que confía.

A futuro

Barbón ha puesto sobre la mesa la necesidad de cuantificar el coste económico que tendrá la vuelta a las clases presenciales a partir de septiembre en todos los niveles educativos así como el refuerzo en medidas de seguridad y de personal que deberá llevarse a cabo en la administración de justicia. Para Barbón, aunque las competencias en educación estén transferidas, no es deseable que cada comunidad vaya por su lado y sí que se de una respuesta común a la hora de definir parámetros como la seguridad o los refuerzos. Igualmente, ha respaldado las reivindicaciones trasladadas desde la administración de justicia en el reinicio de su actividad y ha advertido de que hay que cuantificar los refuerzos económicos y de personal necesarios para hacer frente a la acumulación de trabajo, informa EFE.

En cuanto al ingreso mínimo vital aprobado esta semana por el Consejo de Ministro, ha pedido al presidente que el traspaso de los perceptores del salario social básico a esta nueva prestación estatal «que mejora la condición económica» se haga de forma y manera que evite una excesiva burocracia.

Ligero repunte en la estadística del coronavirus: tres positivos más y nuevos ingresos hospitalarios

Familiares de ancianos que viven en la residencia El Carmen, en Gijón, esperan en la entrada
Familiares de ancianos que viven en la residencia El Carmen, en Gijón, esperan en la entrada

Los geriátricos no notifican nuevos casos en residentes y trabajadores. Asturias registra otro día sin fallecimientos

Tres positivos en coronavirus confirmados con pruebas PCR y cuatro nuevos ingresos hospitalarias por la enfermedad, después de semanas de descenso. El brote detectado en la residencia El Carmen de Gijón mantiene su efecto en cascada dentro de las estadísticas oficiales. Hace 24 horas crecía los casos nuevos. Hoy se percibe en los ingresos. No obstante, hay algunas buenas noticias. No ha habido ninguna víctima mortal a lo largo del sábado, por lo que la cifra de fallecidos se estabiliza en 312. Además, la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar no ha notificado más casos entre residentes ni tampoco entre trabajadores y tampoco ha confirmado otros decesos.

Seguir leyendo

Comentarios

Barbón reclama más contundencia a las Policías Locales para evitar más rebrotes