Podemos e IU discrepan en Asturias sobre la gestión del ingreso mínimo vital

Ripa reclama que la gestión recaiga en el Principado mientras que para Zapico la prioridad es «llenar las neveras»


El coordinador de IU-Asturias, Ovidio Zapico, ha mostrado sus discrepancias con Podemos sobre la gestión del futuro Ingreso Mínimo Vital (IMV)  y que, a su juicio, debe tener como prioridad «llenar las neveras» frente a la demanda de la formación morada de que lo gestione el Principado. El secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa, ha emplazado al Gobierno asturiano a pedir la gestión del nuevo IMVl y destinar el «excedente» económico que se genere en las arcas autonómicas a políticas sociales «y no a tapar agujeros o a pagar puentes».

 Ripa ha considerado «histórica» la decisión de poner en marcha ese «quinto pilar» del Estado del Bienestar dado que era «inaceptable» que en España no hubiera políticas contra la pobreza a nivel estatal al margen de las que ya venían articulando las distintas comunidades autónomas. Tras recordar que Navarra y País Vasco gestionarán esta nueva prestación, el dirigente morado ha incidido en que la experiencia de más de una década tramitando el salario social en Asturias debe hacer que el Principado asuma también esa competencia.

«Igual que pedimos ventanillas únicas para autónomos y empresas, nadie entendería que hubiera un peregrinaje por diferentes lugares para solicitarlo», ha apuntado Ripa, que ha subrayado además que ésa es también la filosofía de la «vicepresidencia social» que ostenta Pablo Iglesias «y que pasa por la descentralización y por aumentar las ayudas».

El secretario general de Podemos ha recordado que el salario social en Asturias estaba «blindado por ley» al tratarse de un derecho subjetivo con lo que su gasto «no se podía eliminar discrecionalmente cada año» y ha pedido conocer a qué se van a dedicar ahora los 80 millones que, según sus cálculos, tendrá como excedente el Principado a partir de ahora.

Por su parte, Zapico ha defendido la necesidad de que se comience a reorganizar la acción de la administración autonómica para mantener el esfuerzo para reducir la pobreza. «La prioridad absoluta de esta nueva prestación es que llene las neveras de la gente que lo necesita. No es el momento de entrar en discusiones sobre la idoneidad de la gestión: una vez que tengamos el IMV perfectamente implementado en Asturias será el momento de plantearse la asunción de competencias», ha señalado el dirigente de IU.

A su juicio, lo fundamental es que Asturias siga a la vanguardia en sus políticas de protección social «completando el Ingreso Mínimo y asegurando el mantenimiento de los fondos del Salario Social y que se liberen en el circuito de políticas sociales de inclusión».

Zapico ha recordado que IU logró sacar adelante en 2005 esta prestación en su etapa de Gobierno de coalición con el PSOE asturiano y ha defendido que la entrada en funcionamiento del IMV no debe ser una reducción del gasto en acciones para la inclusión sino que se deben reasignar recursos «siempre con criterios sociales».

Para el dirigente de IU, la nueva prestación demuestra que «sólo cuando la izquierda plural colabora en la acción de Gobierno se consiguen avances sociales» como ocurrió hace más de diez años cuando una consejera de IU, Laura González, implementó una medida «que supuso un avance social importantísimo y que ha sido una barrera contra la pobreza».

Comentarios

Podemos e IU discrepan en Asturias sobre la gestión del ingreso mínimo vital