Podemos pide que Asturias gestione el ingreso mínimo y se mantenga el gasto social

El diputado Daniel Ripa advierte contra la posibilidad de que el «excedente» del Salario Social se use para «tapar agujeros o a pagar puentes»

El secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa
El secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa

El secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa, ha emplazado este miércoles al Gobierno asturiano a pedir la gestión del nuevo Ingreso Mínimo Vital (IMV) puesto en marcha por el Ejecutivo central y destinar el «excedente» económico que se genere en las arcas autonómicas a políticas sociales «y no a tapar agujeros o a pagar puentes».

En declaraciones a los periodistas, Ripa ha considerado «histórica» la decisión del Gobierno central al poner en marcha ese «quinto pilar» del Estado del Bienestar dado que era «inaceptable» que en España no hubiera políticas contra la pobreza a nivel estatal al margen de las que ya venían articulando las distintas comunidades autónomas.

Tras recordar que Navarra y País Vasco gestionarán esta nueva prestación, el dirigente morado ha incidido en que la experiencia de más de una década tramitando el salario social en Asturias debe hacer que el Principado asuma también esa competencia.

«Igual que pedimos ventanillas únicas para autónomos y empresas, nadie entendería que hubiera un peregrinaje por diferentes lugares para solicitarlo», ha apuntado Ripa, que ha subrayado además que ésa es también la filosofía de la «vicepresidencia social» que ostenta Pablo Iglesias «y que pasa por la descentralización y por aumentar las ayudas».

El secretario general de Podemos ha recordado que el salario social en Asturias estaba «blindado por ley» al tratarse de un derecho subjetivo con lo que su gasto «no se podía eliminar discrecionalmente cada año» y ha pedido conocer a qué se van a dedicar ahora los 80 millones que, según sus cálculos, tendrá como excedente el Principado a partir de ahora.

Esa cuantía, ha apuntado, debe seguir destinándose a la puesta en marcha de nuevas políticas contra la pobreza dado que, si esos fondos «se utilizan para obras», Asturias dejará de liderar el ránking de gasto social entre las comunidades con régimen común.

El IMV beneficiará a unos 15.700 hogares asturianos, el 75 por ciento de los que actualmente cobran el salario social, prestación vigente en el Principado desde el año 2006 que ahora deberá ser redefinida y replanteada, según ha anunciado el Gobierno regional, que valorará las diferentes opciones que se puedan articular en torno a su gestión.

En tanto se decide si se mantienen ambos sistemas de rentas mínimas en el Principado, el estatal y el regional, ambos deberán convivir unos meses en los que ninguno de los actuales perceptores del salario social básico quedará al margen de las ayudas.

En la actualidad hay en Asturias algo más de 22.000 perceptores del salario social, una prestación para la que los presupuestos del Principado tienen reservada este año una partida de 116,7 millones de euros; según recogió EFE.

Comentarios

Podemos pide que Asturias gestione el ingreso mínimo y se mantenga el gasto social