Tráfico extrema los controles en la conexión a otras provincias y el acceso a Covadonga

El dispositivo del fin de semana regula que habrá un límite de 200 plazas de aparcamiento en los lagos

La basílica de Covadonga
La basílica de Covadonga

Como cada fin de semana desde que se decretó el estado de alarma, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado reforzarán su presencia en las carreteras de Asturias, sobre todo se controlarán los desplazamientos en las vías de comunicación con las provincias limítrofes. Habrá dispositivo especial en Cangas de Onís con limitaciones en los accesos a Covadonga

Según informa Delegación de Gobierno, el Arzobispado de Oviedo ha comunicado que el sábado y el domingo habrá servicio religioso a las 12 horas. Se permitirá el acceso hasta completar el aforo permitido.

En cuanto al acceso a los lagos de Covadonga, la Dirección Provincial de Tráfico bajará la barrera de la carretera CO-4 de acceso a los lagos a las 14 horas de este viernes y hasta la noche del domingo. Se podrá acceder a los lagos hasta llegar al límite de 200 plazas del aparcamiento.

Además se permitirá el levantamiento de la barrera para los clientes y usuarios de las empresas de turismo activo y establecimientos hosteleros mediante los mecanismos habituales de reconocimiento de la matrícula de los vehículos.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, la Guardería Rural del Principado y la Policía Local de Cangas de Onís vigilarán el cumplimiento de estas limitaciones en la zona; según recogió Europa Press.

Asturias no detecta la entrada ilegal de vecinos de otras regiones

Agentes de policía realizan un control de tráfico a la entrada de Santullano, Oviedo
Agentes de policía realizan un control de tráfico a la entrada de Santullano, Oviedo

Delegación del Gobierno refuerza la presencia en vías limítrofes pero no nota una presencia significativa de vehículos. Otras comunidades del norte registran el mismo miedo al «foráneo»

La Guardia Civil de Tráfico no ha detectado la entrada de vecinos de regiones limítrofes durante la desescalada, más allá de aquellos que tienen autorización para hacerlo, por motivos laborales o personales. No obstante, el procedimiento es claro. Cuando los agentes localizan a personas que se están saltando el estado de alarma y pasando de una comunidad a otra, los interceptan, denuncian y devuelven a su lugar de origen. La guía orientativa que el Ministerio del Interior remitió a la Delegaciones del Gobierno detallando las sanciones que acarrea cada infracción recoge que realizar un desplazamiento no permitido para acudir a una segunda residencia puede costar hasta 1.500 euros.

Seguir leyendo

Comentarios

Tráfico extrema los controles en la conexión a otras provincias y el acceso a Covadonga