Revilla prevé que se pueda circular entre Asturias y Cantabria el día 19

El alcalde de Ribadeo lamenta que no se haya podido adelantar la apertura de la frontera con Asturias

Miguel Ángel Revilla vota en Astillero, Cantabria
Miguel Ángel Revilla vota en Astillero, Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha considerado «casi seguro» que el próximo viernes, 19 de junio, se podrá circular entre Euskadi y Cantabria, ya que tanto él como el lehendakari, Iñigo Urkullu, tienen la intención de «no agotar el plazo» y adelantar la apertura de la movilidad entre ambas comunidades si la evolución de la pandemia de Covid-19 es favorable. Mientras tanto, el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, reconoció que ha recibido con «un sentimiento agridulce» la decisión del Principado de no permitir «la movilidad entre Galicia y Asturias y viceversa».

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Efe, Revilla ha señalado que ha hablado con Urkullu y que ambos coinciden en esa idea, que concretarán el próximo lunes, aunque ha hecho hincapié en que habrá que estar vigilantes porque «el bicho está presente entre nosotros».

Ha explicado que no ha dado el paso de abrir la comunidad el próximo lunes, día 15, porque un informe de Sanidad de Cantabria no se lo recomendaba, aunque ha destacado que los brotes de los hospitales de Basurto y Txagorritxu «no son graves en la medida en que están localizados. No es lo mismo en la calle, en una fiesta…».

Se ha mostrado partidario de «conciliar precaución con abrir la economía», porque no se puede «parar este país». «Llegará un momento en el que los ERTE no se puedan prolongar, tenemos una Renta Mínima Vital… pero hay que producir para que se puedan pagar esas ayudas”, ha añadido. Finalmente, Revilla ha animado a los vascos a visitar Cantabria: «¡El viernes todos para acá!». 

Decepción en Galicia

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, reconoce que ha recibido con «un sentimiento agridulce» la decisión del Principado de Asturias de no permitir «la movilidad entre Galicia y Asturias y viceversa», de modo que habrá que «esperar una semana más para esos desplazamientos», importantes que para la economía del municipio, «sean una realidad».

«Finalmente, recibimos esta noticia con un sentimiento un tanto agridulce, porque todos esperábamos que ya este lunes pudiésemos cruzar la ría, pudiésemos vernos unos y otros, pudiésemos comprar aquí o allí, pudiésemos hacer todas esas actividades que históricamente llevamos haciendo», dijo Fernando Suárez.

El regidor local recordó que el Ayuntamiento de Ribadeo «lo puso todo de su parte» para que el Principado de Asturias y Galicia pudiesen pedir conjuntamente la movilidad entre ambas comunidades autónomas ante el Gobierno de España, en aplicación de la normativa que aparece en el BOE.

Sin embargo, finalmente, aunque estaban de acuerdo en el fondo, no se han puesto de acuerdo en la forma y, desde el Ayuntamiento solo pueden decir que el sentimiento «dulce» de esta situación es que «realmente solo queda una semana» para que Ribadeo pueda de nuevo comunicarse con el Occidente asturiano, con el que forma una «comarca natural».

«Si no puede ser este lunes, será el siguiente. Habrá que esperar una semanita más para poder ir a A Veiga, a Taramundi, a Tapia o a Navia, y que ellos puedan venir a Ribadeo y A Mariña».

De cómo el «efecto Revilla» frenó la apertura a la circulación en el norte

L. Ordóñez

El rebrote en dos hospitales vascos y las diferencias sobre anticipar el fin del Estado de Alarma frenaron la circulación en la cornisa, limitada ya a territorios limítrofes

La visión más optimista para la reapertura de fronteras entre las comunidades del norte de la cornisa cantánbrica, lanzada a finales de mayo por el presidente asturiano Adrián Barbón, y que se extendía desde Galicia a Navarra pasando por el Principado, Cantabria y País Vasco, fue menguando a lo largo de las semanas, primero con una limitación sólo para los territorios limítrofes y, finalmente, en la víspera de que se hiciera la solicitud oficial para permitir la circulación, con una interrupción brusca en la que tuvieron su peso las diferencias entre loos gobiernos autonómicos sobre el grado de desescalada, pero sobre todo, por el rebrote de dos hospitales vascos: el de Basurto en Bilbao y Txagorritxu de Vitoria que hicieron caer como una fila de fichas de dominó las propuestas de las comunidades.

Seguir leyendo

Comentarios

Revilla prevé que se pueda circular entre Asturias y Cantabria el día 19