Enfermeros y celadores reviven el caos del inicio de la pandemia: «Salimos adelante por el factor humano»

La Voz

ASTURIAS

Concentración de sanitarios para reclamar EPIS, test y personal
Concentración de sanitarios para reclamar EPIS, test y personal CAPOTILLO

«Más que vanagloriarnos del éxito asturiano, hay que replantearse lo que ha fallado», han afirmado en la Junta

02 jul 2020 . Actualizado a las 20:36 h.

Sindicatos de enfermería y de celadores de Asturias han coincidido en denunciar la falta de equipos de protección individual y la descoordinación que se vivió en los hospitales y residencias de mayores de la región al inicio de la pandemia del coronavirus. La comisión de la Junta que estudia la gestión de la crisis sanitaria ha acogido la comparecencias de representantes del Sindicato de Enfermería SATSE, el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) y el Sindicato de Celadores y Personal No Sanitario del Principado de Asturias (SICEPA).

El secretario general de SICEPA, Francisco Menéndez, ha afirmado que los primeros días de marzo fueron «caóticos» y se padeció una «falta absoluta de medios». «Al principio faltaba de todo. Nos enfrentamos a la pandemia sin arma ninguna», ha apuntado antes de sostener que ello provocó que se contagiara un número importante de los compañeros que trabajaban con «una simple bata y mascarillas, cuando las había», y que en ocasiones «se llegaron a negar porque no había para todos».

Además de la «descoordinación absoluta» que se vivió en los hospitales, ha advertido del «auténtico caos organizativo» en los geriátricos asturianos. Menéndez ha comentado, no obstante, que con el paso del tiempo «las cosas empezaron a funcionar» y comenzaron a llegar materiales de protección, aunque ha alertado de que «hace pocos días no había guantes». «Más que vanagloriarnos del éxito asturiano, hay que replantearse lo que ha fallado», ha indicado.

Por su parte, la secretaria autonómica de SATSE, Belén García, ha asegurado que los servicios de prevención de riesgos laborales «no funcionaron como deberían» como tampoco los protocolos de información y unas medidas «que no llegaron a tiempo». García ha hecho mención a una encuesta realizada entre el colectivo que representa que suspende la gestión de la Consejería de Salud en esta pandemia y la «calidad y cantidad de medios de protección» que se les proporcionaron.

«En Asturias hubo más control y el sistema no llego a colapsar. Pero salimos adelante gracias al factor humano», ha afirmado sobre unos profesionales que han trabajado con una «elevada presión y al límite». Por último, ha reclamado al Gobierno del Principado que lleve a cabo una modificación del modelo sociosanitario porque el perfil de los usuarios ha cambiado al incrementarse en los últimos años el número de personas más dependientes.

La representante del sindicato SAE Luisa María Montañés ha calificado de «vergonzante» la ausencia de equipos de protección cuando el coronavirus irrumpió en el Principado. Tras detectarse los primeros casos en Asturias, los profesionales desempeñaron sus funciones «prácticamente a pelo», algo que se unió a las órdenes «contradictorias».

En este sentido, ha comentado que determinados «mandos intermedios» prohibían el uso de mascarillas al principio de la pandemia y hasta «a algunos trabajadores se les arrancaba de la cara». También ha hecho hincapié en la situación vivida en las residencias geriátricas, donde en algunas de ellas dos técnicos de enfermería se hacían cargo de hasta 180 usuarios.

Bolsas de basura como traje de protección: los geriátricos alertan que faltan medios y están al borde del colapso

M.D.

El coronavirus se extiende y los geriátricos privados lanzan un aviso: o se les suministra equipos de protección para los trabajadores o el sistema puede colapsar en unos días. «Son los trabajadores más expuestos porque están en la calle y vienen a trabajar aquí, están haciendo trajes de protección con bolsas de basura», advirtió ayer el presidente de la Asociación de Centros Geriátricos de Asturias (Ascege), Arsenio Alonso. Por ello, han exigido al Principado y al Ministerio de Sanidad que traslade a las empresas y a los trabajadores cuál es la situación real de suministro y que hagan llegar de inmediato equipos de protección individual (EPIs) como mascarillas, guantes, batas y gafas a todos los centros para que los profesionales puedan desarrollar su trabajo en condiciones de seguridad.

Seguir leyendo