Asturias vigila dos casos sospechosos de coronavirus: en la cárcel y en un geriátrico

El centro penitenciario ha aislado un módulo a la espera de confirmación. El interno del geriátrico dio positivo en el test rápido y negativo en el PCR

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado

Los rebrotes del pasado lunes, con tres casos en el Occidente y otros dos en Gijón parece que están siendo controlados, aunque hay dos casos sospechosos que Salud está vigilando con atención. Se trata de un interno de un geriátrico privado de Luarca y de un preso de la cárcel de Asturias. Además, la consejería vigila a una treintena de personas que forman parte del entorno de las cinco personas que dieron positivo a principios de semana.

En el caso del geriátrico de Luarca, el interno dio positivo en un test rápido pero posteriormente, al ser sometido a un test PCR, que es más fiable, dio negativo. La consejería está vigilando este caso y también a una treintena de personas que forman parte del entorno de las cinco personas que dieron positivo el pasado lunes. En estos casos se trata de personas que han tenido contactos estrechos con los positivos y algunos de ellos son veraneantes que han tenido relación en sus comunidades  de origen. Salud, en todo caso, cree que no se trata de una situación preocupante.  

La consejería también analiza un caso de coronavirus en la cárcel de Asturias y para ello la prisión ha aislado el módulo 5 por precaución, a la espera de que la prueba PCR de un preso aporte la respuesta. En el módulo reside un centenar de reclusos. El interno presenta fiebre y otros síntomas que podrían indicar que padece la COVID-19.

Primeras multas en Asturias por no llevar mascarilla

Luis Fernández
Un grupo de turistas con mascarilla en el centro de Oviedo
Un grupo de turistas con mascarilla en el centro de Oviedo

Después de dos jornadas de advertencias y pedagogía, los agentes comienzan a sancionar en zonas urbanas aunque se respete la distancia de seguridad de 1,5 metros

Cumplido un margen de tiempo prudencial para que la ciudadanía se adapte a la nueva normativa, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -Guardia Civil y Policía Nacional- y las policías locales de los diferentes concejos ya han comenzado a poner multas por no llevar mascarilla. El pasado martes el Gobierno autonómico endureció la regulación y amplió la utilización obligatoria del elemento protector aunque se cumpla la distancia de seguridad de 1,5 en vías públicas de zonas urbanas y en las rurales en las que haya aglomeraciones. La sanción para los incumplidores alcanza los 100 euros.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias vigila dos casos sospechosos de coronavirus: en la cárcel y en un geriátrico