El asturiano Faustino Blanco, víctima de la reforma del Ministerio de Sanidad

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

El secretario general del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco
El secretario general del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco Óscar Cañas

Illa reforma la estructura de su departamento, nombra a Silvia Calzón y a Alfredo González y deja fuera al exconsejero del Principado

04 ago 2020 . Actualizado a las 17:18 h.

El Consejo de Ministros ha aprobado el nombramiento de Silvia Calzón como secretaria de Estado de Sanidad, una médica especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, que actualmente ejercía como Epidemióloga de Atención Primaria en el distrito sanitario Sevilla (Servicio Andaluz de Salud). La llegada de Calzón supone el relevo del asturiano Faustino Blanco, exconsejero de Salud del Principado, que había llegado al cargo ya en la legislatura anterior de la mano de la ministra María Luisa Carcedo y que ocupaba la Secretaría General de Sanidad. Blanco se convierte en una víctima de la reforma del ministerio anunciada ya la semana pasada. Con este cambio de nombres, el Gobierno ha explicado que quiere reforzar la estructura del ministerio, tal y como se recoge en el real decreto aprobado, de cara al control de posibles rebrotes de la COVID-19, así como ante la aparición de nuevas enfermedades de potencial pandémico.

Ya en el mes de abril se especulaba con la continuidad de Faustino Blanco. Si la relación entre Blanco y Carcedo era muy fluida, se comenzó a filtrar que no lo era tanto con quien había sucedido a la asturiana al frente de Sanidad en el nuevo mandato, Salvador Illa, que se topó apenas unos meses después de su nombramiento con la responsabilidad de hacer frente a una de la primera gran pandemia de la era global contemporánea. En las comparecencias de cara al público para ir informando de los estragos de la enfermedad y su extensión, se hizo habitual el rostro de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), pero la figura de Blanco quedó desdibujada en la crisis. En distintos medios especializados en información sanitaria se habló de un distanciamiento de Illa con su equipo más cercano en el organigrama a raíz ya de la compra de test de que no resultaron efectivos y que hubo que devolver así como de unas mascarillas inadecuadas que fueron distribuidas entre el personal sanitario.

Cambios en el organigrama y de caras

Según ha precisado el Ministerio de Sanidad, Calzón (Sevilla, 1975) es doctora por la Universidad de Granada, dentro del Programa Oficial de Doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales, máster en Salud Pública y Gestión Sanitaria, máster en Economía de la Salud y el Medicamento, y diploma de especialización en Género y Salud. Su labor investigadora ha estado principalmente vinculada al estudio de las desigualdades sociales en salud y en el ámbito de la gestión sanitaria ha desempeñado el puesto de gerente de las áreas de gestión sanitaria Sur de Córdoba y Sur de Sevilla, del Servicio Andaluz de Salud, informa EFE.