La (pequeña) huella de Juan Carlos I en Asturias

Sólo los municipios de Gijón, Parres y Cangas de Onís tienen calles con el nombre del rey emérito, quien durante 34 ostentó el título de Príncipe de Asturias

DON JUAN CARLOS I Y DOÑA SOFÍA, REYES DE ESPAÑA, SENTADOS JUNTO AL PRÍNCIPE CARLOS  Y LA PRINCESA DIANA EN LA ESCALERA DEL PALACIO DE MARIVET EN MALLORCA
DON JUAN CARLOS I Y DOÑA SOFÍA, REYES DE ESPAÑA, SENTADOS JUNTO AL PRÍNCIPE CARLOS Y LA PRINCESA DIANA EN LA ESCALERA DEL PALACIO DE MARIVET EN MALLORCA

Redacción

El abandono de España del rey emérito Juan Carlos I tras la polémica por los presuntos movimientos financieros del monarca fuera de nuestro país ha generado otra polémica sobre si al mismo hay que retirarle o no los honores de dar nombre a espacios públicos, un debate del que Asturias no se libra después de que Gijón anunciara a través de la portavoz del Gobierno, Marina Pineda, que cambiará el nombre de la avenida de Juan Carlos I al considerar que el rey emérito «ya no representa los valores institucionales, morales y democráticos de la sociedad». Sin embargo, todo hace indicar que esta controversia tendrá poco recorrido más puesto que la huella del rey emérito en la comunidad autónoma es pequeña aunque ostentara el título de Príncipe de Asturias durante 34 años.

Si bien es cierto que a Juan Carlos I se le concedió la Medalla de Oro hace casi tres décadas, por lo demás, el nombre del monarca sólo aparece en los callejeros de los municipios de Gijón, Parres y Cangas de Onís, sin que aparezcan en los buscadores de internet referencias denominando otros espacios de la región, como puedan ser parques, centros educativos, culturales o deportivos. Lo que sí quedan son las placas y otros vestigios menores de inauguraciones en las que participó Juan Carlos I en sus visitas a Asturias cuando era monarca, como puede ser la placa que se ubica en el parque Ferrera de Avilés, que data de 1976. A lo largo de su reinado, estuvo presente también en varias inauguraciones de instalaciones de empresas de la región. Concretamente, en las de Asturiana de Zinc, en San Juan de Nieva, en 2003; en las de Bayer y Capsa en 2006; o en el Centro de Formación de Hunosa, en 2009.

El caso es que, tan claro como tiene Gijón que cambiará el nombre de la avenida Juan Carlos I, tanto lo tienen en Cangas de Onís y Parres de que por el momento no harán modificación alguna en la denominación de las calles que llevan el nombre de Juan Carlos I en sus municipios al entender que hoy por hoy no es una prioridad puesto que no hay causa abierta ni ninguna sentencia condenatoria hacia el rey emérito. Así, Emilio Manuel García Longo, alcalde de Parres (PSOE), ha asegurado que su Ayuntamiento «de momento no va a hacer nada» cuando «este es un país en el que la presunción de inocencia está reconocida» y, más aún, «cuando no hay una sentencia condenatoria». «Con la que está cayendo (en referencia a la crisis sanitaria por el COVID-19), seguro que para los parragueses no es una prioridad», ha señalado el regidor, que ha añadido que «el concejo está lleno de gente y hay muchísimos más problemas que atender, por lo que no vamos a dedicar tiempo a esta historia que no es trascendental para la vida de los ciudadanos».

José Manuel González, alcalde de Cangas de Onís, ha coincidido con su homólogo del concejo vecino que cambiar el nombre de la calle Juan Carlos I «no es un prioridad» en tanto que «no hay una sentencia» o causa abierta contra el rey emérito. No obstante, el mismo matiza que «llegado el caso se tomarían las decisiones oportunas», algo que por el momento ni siquiera valora cuando está más preocupado de que en su municipio, repleto de visitantes, se mantengan las medidas de seguridad y prevención frente al coronavirus.

Podemos pide que se retiren los honores

Sin embargo, Daniel Ripa, diputado de Podemos en la Junta General del Principado, considera que en Asturias se ha de seguir «el ejemplo de Gijón» de cambiar el nombre de la ahora Avenida de Juan Carlos I. «Creemos que es el ejemplo que tienen que seguir las administraciones públicas de Asturias. No se pueden seguir manteniendo los honores, las calles en honor a una persona que ha huido de España después de conocerse un escándalo de varios cientos de millones de euros evadidos fiscalmente», ha señalado Ripa, instalando además al Gobierno de Asturias «a mover ficha en lo que le compete, que es retirar la Medalla de Oro al rey Juan Carlos I que recibió del gobierno asturiano hace casi tres décadas».

Jerónimo Granda, «el Mercrominu» o  las 13 rosas: ideas para rebautizar la avenida de Juan Carlos I

E. G. B.
Uno de los letreros de la avenida de Juan Carlos I en Gijón
Uno de los letreros de la avenida de Juan Carlos I en Gijón

La alcaldesa dice que las peticiones para retirar el nombre del rey emérito llevan meses llegando al ayuntamiento y Podemos propone una consulta ciudadana para renombrar la calle

A la avenida de Juan Carlos I, que lleva este nombre desde mayo de 1990, antes se la conocía como la prolongación de la calle de Marqués de San Esteban. En nada, habrá que buscarle otro nombre después de que el gobierno local del Ayuntamiento de Gijón (PSOE e IU) haya decidido hacer caso a las numerosas peticiones que, desde hace meses, se vienen recibiendo en ese sentido ante la investigación abierta sobre su fortuna amasada en Suiza y en paraísos fiscales.

La alcaldesa de Gijón, Ana González, explicaba esta tarde que se llevan efectivamente recibiendo peticiones en el ayuntamiento desde hace tiempo que se han incrementado de manera considerable en los últimos días «por razones evidentes». Aunque aún no se han fijado plazos para proceder a retirar el nombre del rey emérito del callejero gijonés -que «ya no representa los valores institucionales, morales y democráticos de la sociedad»-, también están surgiendo propuestas de cómo debería llevarse a cabo ese proceso e ideas de nuevos nombres.

Seguir leyendo

Comentarios

La (pequeña) huella de Juan Carlos I en Asturias