El Principado extrema la vigilancia en los cinco concejos en alerta naranja

Salud realiza cribados en centros residenciales e inspecciona 16 negocios vinculados a positivos. El área sanitaria VI suma 66 casos en dos meses. Asturias registra 31 diagnósticos nuevos

Playa de Guadamía, en Llanes
Playa de Guadamía, en Llanes

La Consejería de Salud ha intensificado la vigilancia en los cinco municipios del oriente en alerta naranja, que acumulan 60 de los 66 positivos en coronavirus detectados en el área sanitaria VI desde el pasado 1 de julio. La administración está realizando cribados en centros sociosanitarios y además inspeccionará establecimientos vinculados con la aparición de casos. Así lo ha anunciado el Principado en la jornada de domingo, al mismo tiempo que ha comunicado que, durante el sábado, Asturias ha sumado otros 31 casos más, ya comunicados al Ministerio de Sanidad.

La consejería ha matizado el dispositivo puesto en marcha en el oriente prioriza la protección de la población más vulnerable. Desde el pasado martes, se ha realizado el cribado con pruebas PCR a un total de 320 profesionales sociosanitarios de ocho centros residenciales de mayores y de discapacidad. En estos test, por el momento, no se ha detectado ningún positivo. Esta campaña se extenderá hasta el próximo martes en otros tres dispositivos de la comarca.

Por su parte, la Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo ha comenzado inspecciones específicas sobre medidas de prevención de la COVID-19 en 16 establecimientos de alimentación y hostelería del oriente relacionados con casos positivos

El Principado ha explicado que el comité de seguimiento de la evolución epidemiológica fue informado de estas medidas en la reunión del pasado viernes. Además, las autoridades sanitarias han pedido a la población y a los visitantes de la zona que extremen las medidas de protección y prevención, evitando las aglomeraciones y las situaciones de riesgo.

 La cifras

Desde el pasado 1 de julio, el área sanitaria VI, que corresponde al oriente, ha registrado 66 vecinos contagiados por coronavirus, sin contar con los visitantes que contrajeron la enfermedad durante su estancia vacacional en la comarca. De ellos, 60 residen en los cinco municipios en alerta naranja. Llanes es el más afectado, con 22 positivos; seguido de Parres con 19 y Cabrales con 9. Ribadesella y Cangas de Onís tienen 5 casos cada uno, a fecha de hoy. Además, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica ha identificado una media de cuatro contactos estrechos por cada contagio en dicha zona.

Respecto a la evolución general de la pandemia en Asturias, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica ha confirmado 31 nuevos positivos. Todos los pacientes presentan sintomatología leve y permanecen aislados en sus domicilios, excepto uno que ha sido ingresado en un hospital.  Los rastreadores están realizando los estudios de contactos para establecer el vínculo epidemiológico. La mayoría tienen relación con casos conocidos o con estancias fuera de Asturias.

La Consejería de Salud insta a los ciudadanos considerados contactos estrechos o que están esperando el resultado de una prueba PCR a restringir su vida social y guardar rigurosamente la cuarentena para evitar la trasmisión del virus.

La calma tensa de seis médicas de vacaciones en Asturias: «Da miedo septiembre»

Lourdes Velasco
Beatriz Arizcun, Bethania Pérez, Leticia de Miguel, Berta Lluch, Beatriz Corredor y Natalia Barahona, durante su estancia en Asturias.
Beatriz Arizcun, Bethania Pérez, Leticia de Miguel, Berta Lluch, Beatriz Corredor y Natalia Barahona, durante su estancia en Asturias.

Han cambiado destinos exóticos como Tailandia y Costa Rica por el Principado, donde extreman las precauciones. Toman aire después de meses de intenso trabajo y reflexionan sobre lo vivido

Son médicas jóvenes y cada verano van de vacaciones juntas. Nunca habían necesitado el descanso como ahora: han llegado a agosto agotadas de lidiar contra una pandemia que ni en sus peores pesadillas habían imaginado, y viven en una «calma tensa», con miedo a cómo será septiembre en sus centros sanitarios.

Beatriz Arizcun, Bethania Pérez, Leticia de Miguel, Berta Lluch, Beatriz Corredor y Natalia Barahona tienen 32 años, estudiaron juntas medicina en la universidad de Alcalá de Henares, y han hecho frente a la COVID-19 desde distintos centros sanitarios y especialidades, puestos de trabajo donde volverán en breve, casi seguro a combatir una segunda oleada. Aún así, el descanso de este año en Asturias les ha sabido mejor que sus estancias en México, Tailandia o Costa Rica. Necesitaban desconectar, dejar atrás la tensión de unos meses de mucho trabajo y elevada carga emocional, y prepararse para lo que viene. «Los números no dejan margen para el optimismo», dice una de ellas.

Seguir leyendo

Comentarios

El Principado extrema la vigilancia en los cinco concejos en alerta naranja