Un tercio de los asturianos, en alerta naranja por la segunda ola de coronavirus

La tasa de positivos de Gijón, el concejo más poblado, supera la media regional y lleva semanas en continuo ascenso

Clientes con mascarilla en una terraza de Gijón
Clientes con mascarilla en una terraza de Gijón

Redaccion

Más de 350.000 asturianos, un tercio de la población del Principado, ya se encuentran bajo una situación de alerta naranja en esta segunda ola de la pandemia de coronavirus. A los concejos del valle del Nalón, en los que se ha prorrogado esa alerta naranja hasta el próximo 13 de octubre, se sumaban ayer Gijón y Ponga, en donde se extremarán las medidas de control y de detección de nuevos casos de coronavirus durante las próximas dos semanas.

«La alerta naranja es un aviso para extremar las medidas de precaución. Es muy importante que hagamos caso porque no podemos seguir subiendo. Seguir teniendo una mayor incidencia de contactos nos llevaría a una situación realmente mucho más complicada en la que no queremos estar», aseguraba ayer la alcaldesa de Gijón, el concejo más poblado de Asturias con sus más de 280.000 habitantes.

González ha explicado que la Consejería de Salud ha decidido que Gijón entre en una situación de alerta naranja debido a que la tasa de casos positivos por 100.000 habitantes de los últimos 14 días es superior a la media asturiana: 154 positivos por cada 100.000 habitantes en Gijón por los 122 de la media en Asturias.

Este indicador era, el pasado 1 de octubre, de 123 positivos por cada 100.000 habitantes en Gijón. Debido al progresivo incremento que se viene registrando en ese sentido desde finales del verano, los epidemiólogos han recomendado activar esta medida preventiva. «Estamos a tiempo de que disminuya esta incidencia», ha recalcado la alcaldesa de la ciudad, que ha insistido en que se sigan «a rajatabla» las medidas de precaución ya establecidas para contener la pandemia de coronavirus como el uso de mascarilla, el lavado habitual de manos y reducir los contactos estrechos a los llamados grupos burbuja. «Tenemos que reducir al mínimo los contactos sociales en las dos próximas semanas», ha indicado.

En Ponga, con algo más de medio millar de vecinos, buena parte de ellos población vulnerable al SARS-CoV-2, ese indicador era de 853 positivos por cada 100.000 habitantes el pasado 1 de octubre, la más alta entonces del Principado. La alerta naranja en el concejo tendrá una primera acción inmediata hoy, puesto que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha anunciado que va a llevar a cabo un cribado de toda la población pensada en el municipio, a la que previamente se contactará por teléfono. La toma de muestras se realizará en San Juan Beleño y, el miércoles, en Sellaño.

Salud también ha decidido este lunes prorrogar la alerta naranja en Laviana, Langreo y San Martín del Rey Aurelio, que suman una población de unos 70.000 habitantes, con el objetivo de mantener la tendencia a la baja de la incidencia del coronavirus en la población. Según los datos de incidencia de los últimos 14 días que se publicaban el pasado 1 de octubre, en Laviana era de 686 positivos por cada 100.000 habitantes; en San Martín del Rey Aurelio de 336 y, en Langreo, de 211.

Ese mismo día, otros concejos que tenían una tasa de positivos superior a la media regional eran también Avilés (148 por cada 100.000 habitantes), Valdés (156), Quirós (173), Cangas de Onís (308) y Teverga (382).

Comentarios

Un tercio de los asturianos, en alerta naranja por la segunda ola de coronavirus