Más protección para el lobo: el Gobierno estudia ampliar su amparo legal en España

El Ministerio para la Transición Ecológica tramita una propuesta para incluir todas las poblaciones en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial

Lobo muerto en Asturias
Lobo muerto en Asturias

Redaccion

El Gobierno de Pedro Sánchez estudia «ampliar la protección legal del lobo en España» y, de hecho, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico está tramitando una propuesta para incluirlo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. En la actualidad, sólo los lobos situados al sur del río Duero están incluidos en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. 

Esta posible ampliación de la protección de la especie en toda España se ha hecho pública a través de la respuesta parlamentaria a los diputados de Unidas Podemos Juantxo López de Uralde y Antón Gómez-Reino, que a principios de septiembre presentaron una iniciativa para pedir información sobre una batida de lobos autorizada por la Xunta de Galicia el pasado 30 de gasto en el municipio lucense de Xove.

En esta iniciativa, los diputados recordaban que la protección legal del lobo ibérico está reconocida «al menos sobre el papel» en tratados internacionales (como el convenio de Berna de 1979) y en normativas estatales y autonómicas, «lo que no impide que administraciones como la Xunta de Galicia autoricen batidas basándose en supuestos daños a ganaderías». También indicaban que el lobo ibérico se ha visto sometido a una «persecución totalmente injusta e indiscriminada» y recordaban la existencia de «fondos europeos disponibles para compensar el 100% de los daños generados por este carnívoro en el conjunto del Estado», según recoge Efe.

En su respuesta, el Gobierno recuerda que el marco actual de protección aplicado «viene marcado por la normativa comunitaria», en particular por la Directiva 92/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y la flora silvestres, aunque admite la existencia de una propuesta presentada por una asociación conservacionista para ampliar este amparo legal. Asimismo, en la respuesta a los diputados se explica que la decisión de incluir todas las poblaciones españolas de lobos en este listado corresponderá al Ministerio para la Transición Ecológica, a propuesta de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

En caso de ampliación de la protección de todas las poblaciones del lobo en España, al norte del río Duero también, la especie ya no podría gestionarse como cinegética en ninguna comunidad autónoma. En Asturias, no está considerada especie cinegética pero está activo un programa de gestión del lobo para el periodo 2019-2020 que prevé controles de población en las zonas en las que su presencia comprometa la viabilidad económica de las explotaciones agropecuarias. Ese plan autorizaba la muerte de un cupo máximo de 42 ejemplares en las diferentes zonas de gestión y, fuera de ellas, sin límite.

Mejor marco normativo para Asturias

Precisamente ayer el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, en respuesta a una pregunta formulada por el grupo parlamentario de Podemos en la Junta General, consideraba que Asturias necesita dotarse de un «mejor marco normativo» para esta gestión ya que «la evolución no ha sido buena». Calvo, en este sentido, indicaba que su consejería va a proceder a revisar el plan de lobo para reorientar algunas de sus medidas.

No pasó por alto, además, el conflicto que este «difícil» asunto genera al tener que compatibilizar el mantenimiento de la especie con la actividad económica de la ganadería extensiva, «esencial» para Asturias. También recordó que el Principado es la única región que realiza censos anuales de la especie, que en la presentación del último plan del lobo se calculó en las 40 o 41 manadas que, al parecer, se mantienen estables desde hace un lustro, y animó a los grupos parlamentarios que rechazan esta gestión a proponer otro tipo de soluciones.

La diputada de Podemos Nuria Rodríguez, que fue quien planteó la pregunta sobre el lobo, expuso que los ganaderos no tienen problemas con esta especie, sino que lo que quieren es «que no les maten las cabezas de ganado», y abogó por no enfrentar a sectores y agilizar las ayudas por los daños, según recoge Europa Press.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Más protección para el lobo: el Gobierno estudia ampliar su amparo legal en España