Así ha triplicado Asturias la incidencia del coronavirus en un mes

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Pruebas PCR en el HUCA
Pruebas PCR en el HUCA J. L. Cereijido

«La incidencia más creciente se sigue observando a nivel de Gijón, mientras en Oviedo y Avilés hay cierta estabilidad pero con indicadores todavía muy altos», explica el director de Salud Pública

02 nov 2020 . Actualizado a las 19:18 h.

La tasa de incidencia acumulada del coronavirus a 14 días, que es uno de los indicadores clave en la evolución epidemiológica de la pandemia, se triplicó en un mes en Asturias. El 28 de septiembre ese indicador era de 114 nuevos casos por 100.000 habitantes y, a día de hoy, es de 441. Este incremento ha tenido su reflejo en la presión asistencial, cuyo notable incremento en las últimas semanas hoy ha motivado que el Gobierno del Principado anuncie que a partir del miércoles se imponen medidas más restrictivas como el cierre de toda actividad económica no esencial para reducir la movilidad y la actividad social con el objetivo de frenar la propagación del SARS-CoV-2 entre la población y evitar así un posible colapso hospitalario.

¿Cómo se ha llegado a esta situación? «En las últimas tres semanas ha habido un aumento claro de la incidencia del coronavirus, más localizado en zonas urbanas pero sobre todo en algún municipio como puede ser Gijón», explicaba esta mañana la directora gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Concepción Saavedra, que ha reconocido que las previsiones que se manejaban, basadas en la primera oleada y en las cifras manejadas por el servicio de Vigilancia Epidemiológica, apuntaban a que el aumento progresivo de ingresos hospitalarios se iniciaría a principios de este mes de noviembre y que, a finales, entre la tercera y cuarta semana, llegarían los picos de ingresos en cuidados intensivos.

No ha sido así. «Ha habido un cambio de tendencia con un aumento rápido de ingresos hospitalarios y de críticos que ha provocado un incremento de la ocupación de las camas de hospitalización y de forma muy especial e intensa en las unidades de cuidados intensivos (UCIs)», según explica Saavedra, que confirma también que ese acelerón ha sido mucho más notable en esta última semana, generando una «cierta sobrecarga» dentro del sistema asistencial de Asturias que, en todo caso, «es asumible» y, hoy por hoy, «se va a dar la misma atención que estamos dando a cualquier paciente que acuda al servicio de salud».