«Los trámites burocráticos son un muro insalvable para los más vulnerables»

ASTURIAS

Taller de Cáritas en Avilés
Taller de Cáritas en Avilés Cáritas

Ignacio Alonso, director de Cáritas Asturias, afirma que «durante los meses de marzo y abril se duplicó el número de personas que acudieron a la entidad en busca de ayuda»

12 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La tasa de pobreza en Asturias ha subido hasta situarse en los peores datos desde que se toma registro en la región. La crisis sanitaria, la polarización de los extremos de renta y la precariedad laboral han acentuado una situación que se encuentra en un punto alarmante. No obstante, asociaciones como Cáritas siempre están ahí para ayudar en los momentos más difíciles.

La entidad acogió en el Principado a 148 personas sin hogar durante el confinamiento del pasado mes de marzo. Prestaron ayuda a más de 130 familias, 178 menores y 83 jóvenes asturianos en los meses más duros de restricciones. En total, con datos hasta junio de este año, la atención y acompañamiento de Cáritas durante el confinamiento benefició a 4.014 personas de 1.338 hogares asturianos, de los cuales hasta un 26% fue la primera vez que acudieron a los equipos parroquiales.

Ignacio Alonso, director de Cáritas Asturias, asegura que las familias atendidas son hogares con menores a cargo, en su mayoría, núcleos monoparentales. «También hogares compuestos por personas migrantes, la mayoría procedentes de Venezuela, Colombia y otros países de América Latina, solicitantes de protección internacional, con una trayectoria y una cualificación profesional en sus países de origen», señala. Por otro lado, «las mujeres y las personas que viven solas son quienes más acuden a solicitar ayuda», alerta Alonso.