Salud destaca que la incidencia del coronavirus sigue creciendo y estudia cierres perimetrales en más concejos

Pablo Fernández señala que la evolución epidemiológica atraviesa un situación de «picos de sierra»

Miembros del personal sanitario trabajan en la estación pediátrica de autocovid, instalada en el exterior del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)
Miembros del personal sanitario trabajan en la estación pediátrica de autocovid, instalada en el exterior del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)

Redacción

Jarro de agua fría para los que consideraban que los datos de contagios de los últimos días podían suponer un cambio de tendencia. El consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández, ha destacado que «la incidencia acumulada sigue creciendo», que la evolución de la pandemia atraviesa una situación de «picos de sierra», con alternancia de días con cifras positivas y otras negativas, y ha asegurado que el Ejecutivo estudia extender los cierres perimetrales a otros concejos. En los casos de Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio, esa prohibición de entrada y salida sin causa justificada entrará en vigor el próximo sábado. Será de forma individual en cada municipio y no de forma conjunta en los tres.

Pablo Fernández ha incidido en que Asturias vive una situación crítica. «La incidencia no está estabilizada y la acumulada sigue en aumento», ha afirmado el consejero. Por este motivo, el Principado suma la realización de cribados para buscar asintomáticos a las restricciones que ya están en marcha. El primer bloque de estas pruebas masivas se realizará en el Área Sanitaria VIII, en los concejos del valle del Nalón, y será mediante PCR a personas de entre 40 y 60 años que convivan con personas mayores, que no hayan dado positivo hasta el momento y a las que nunca se les haya realizado un test.

Esta medida se suma al cierre perimetral de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo, San Martín del Rey Aurelio, Laviana; al de toda la comunidad autónoma; al toque de queda de 22.00 a 6.00 horas y al cierre de toda actividad no esencial. La única medida de relajación que el Principado baraja tomar a corto plazo -el lunes se reúne para tomar una decisión- es la repaertura del pequeño comercio con limitaciones. 

«Tenemos que seguir prorrogando estas medidas para conseguir un cambio de tendencia», ha defendido Fernández. Y no descarta seguir ampliando esas restricciones. De hecho, diariamente realizan una «monitorización de datos» y analizan si es conveniente aprobar nuevos cierres perimetrales. «Es algo que no está descartado y que seguimos evaluando», ha reconocido.

Respecto a qué concejos son los que más preocupan y cuáles son los próximos que podrían ser cerrados, Fernández no ha querido dar detalles. «Tenemos un cuadro de mando con datos públicos de incidencia», ha detallado. Sin embargo, el responsable de Salud ha recordado que la tasa de contagios no es el único elemento que tienen en cuenta a la hora de tomar una medida de ese tipo. «Los técnicos dan importancia a otras variables como las actividades que se realizan en esos concejos, si es zona rural o urbana y como está siendo afectada la población de más de 65 años, que es la más vulnerable», ha aseverado.

Reducir la incidencia

El consejero ha recordado que la incidencia en Asturias ha sufrido «un aumento continuo, progresivo y rápido» en las últimas semanas. Fernández ha destacado que la comunidad autónoma consiguió que esta nueva embestida de la pandemia ocurriese con retraso respecto a otras partes de España. En esas regiones, donde ya tienen problemas desde hace dos meses, han conseguido controlar la incidencia pero luego ha vuelto a empeorar. «Por tanto, no podemos fiarnos incluso aunque consigamos disminuir esa atendencia cuando empiece a bajar la acumulada, porque aquí tendríamos el riesgo de que pueda pasar ese efecto», ha afirmado. «Incluso bajando, no debemos bajar la guardia, especialmente porque vienen fechas como el puente de la Constitución que puede ser especialmente peligroso», ha concluido.

Situación crítica en las UCI

La gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Concepción Saavedra, ha vuelto a advertir de la situación «crítica» que viven las UCI de la región, con una ocupación media del 79% de las 258 camas que hay disponibles actualmente, que aumentarán en doce más en los próximos días.

Saavedra ha afirmado que las zonas de críticos sigue siendo la «parte más preocupante» del sistema puesto que aún se espera un aumento de número de ingresos en las próximas dos semanas. Asturias dispone ahora de 258 camas para críticos -198 para pacientes covid y 60 para el resto de patologías- y se trabaja para que se amplíe en otras 8 plazas en una zona de gimnasio del complejo hospitalario de Avilés, así como en otros centros entre los que se encuentra Cabueñes.

Asimismo, ha explicado que existen zonas de reanimación con respiradores con posibilidad de llevar pacientes y, en último caso, se plantea disponer de las zonas de quirófano. «La situación sigue siendo tan crítica como en semanas anteriores, informa EFE. Nos preocupa mucho contener la incidencia para bajar cuanto antes los ingresos en UCI», ha apuntado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Salud destaca que la incidencia del coronavirus sigue creciendo y estudia cierres perimetrales en más concejos