La emergente industria del videojuego en Asturias

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

El sector, tan voluminoso como desconocido, mueve cantidades que «doblan o triplican en ingresos a industrias clásicas como el cine o la música»

08 dic 2020 . Actualizado a las 19:31 h.

La industria del videojuego, esa gran desconocida que todos consumen. De pequeños a mayores, no se salva ninguno. Quizá, lo que a muchos se les venga a la mente de primeras al hablar de ella es la imagen de un adolescente delante de una pantalla o a un niño pequeño sin despegar la vista de la pantalla, asombrado con su juego favorito. Pues bien, este sector va mucho más allá. Se trata de una industria en auge, transgresora y multidisciplinar. Los videojuegos no se deberían entender tan solo como un modelo más de ocio, sino también como una nueva fuente para la educación, la sanidad, el trabajo y la manera de relacionarse y comunicarse.

Como en cualquier otro sector, el talento se cotiza a la alza en la industria del videojuego. «Y en Asturias hay mucho», celebra Luis Delgado, CEO de la empresa de videojuegos asturiana Liquid Games. Sin embargo, a día de hoy todavía no se puede hablar de un sector consolidado en el Principado, según explica Iván Fernández Lobo, director de Gamelab, pero «la región cuenta con algunas iniciativas muy bien orientadas». No obstante, de cara al futuro «la deslocalización que permite el trabajo digital hoy en día debería ser un aliado para que un lugar con las características de Asturias resultase, no sólo una opción atractiva, sino también viable para otros profesionales y equipos creativos en busca de inspiración», señala Lobo.

Por lo tanto, potenciar esta industria en Asturias desembocaría en un sinfín de ventajas como «crear empleo cualificado y de calidad, exportar creatividad, productos y servicios muy valorados, y bien pagados, en un mercado global en imparable crecimiento. Además, de paso, potenciar el crecimiento de otras muchas industrias y sectores, principalmente digitales y de contenidos», asegura Iván Fernández Lobo. El Principado tiene una dirección correcta a día de hoy para que esto ocurra, «pero quizás haría falta conducir ligeramente la atención del talento a la oportunidad que representa el videojuego en el ámbito laboral y empresarial».