Más de 5.000 personas pasaron por los cribados de vuelta a Asturias por navidad

En el caso de las pruebas específicas dirigidas a personas procedentes del Reino Unido se detectó un solo positivo


Pocos positivos detectados en los cribados específicos realizados en Asturias a las personas que regresaban a la comunidad para pasar las fiestas navideñas. No es una mala noticia, se hiceron muchas pruebas y se detectaron pocos contagios pero incluso así, desde Salud Pública se remarcó que una PCR negativa no quiere decir que días después se manifiesten síntomas como ha ocurrido en el caso de una persona afectada en Avilés de la llama cepa británica.

Precisamente y respecto al cribado concreto dirigido a personas procedentes del Reino Unido hacia el Principado, Rafael Cofiño señaló que se habían llevado a cabo 215 pruebas y se había detectado un único positivo.

Dirigido a personas llegadas desde cualquier otro punto, especialmente a quienes volvían a Asturias desde otras comunidades, el cribado que se anunció ya antes de la Nochebuena se saldó con 5.574 personas que aceptaron hacer los test y de entre ellos se localizaron 55 positivos. Cofiño destacó que la positividad detectada, el 0,98% es relativamente alta respecto a la ya de por sí muy baja de este tipo de pruebas en cribados específicos. Con todo alertó contra una falsa sensación de seguridad por tener una resultado benigno en una PCR ya que días después la situación puede cambiar por completo.

El director general de Salud Pública llamó a la población general a reducir los contactos sociales y alertó especialmente a la población más joven por ser la que tiene mayor movilidad con grupos distintos a los de convivencia. De cara a la posibilidad de una tercera ola en enero, Asturias llega con una situación de riesgo medio, con una tendencia ascendente en la cifra de contagios (ya por encima de los cien positivos diarios) pero no así en el grupo de población mayor de 65 años, el de mayor riesgo.

Cofiño insistió en que la situación asistencial de los hospitales sigue en una riesgo alto y que con una nueva onda de contagios, unida a que los últimos meses de invierno son de forma habitual los de incremento de la presión asistencial, podría darse la «tormenta perfecta» que llevara a la saturación a los hospitales asturianos.

El responsable de Salud Pública señaló que había sido muy buen dato el de la trazabilidad en las últimas semanas ya que los servicios de vigilancia habían conseguido rastrear el 65% de los contagios. Reuniones familiares y encuentros sociales ya sea en domicilios ajenos o en locales de hostelería terminan por ser los principales puntos de expansión de estos brotes.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Más de 5.000 personas pasaron por los cribados de vuelta a Asturias por navidad