Así se originaron los 22 brotes de coronavirus detectados en Asturias en navidades

Salud, que prevé que el aumento de casos se mantenga en las próximas semanas, indica que supusieron 402 positivos y la cuarentena de casi 800 contactos estrechos

Luces de Navidad en la plaza de La Escandalera de Oviedo
Luces de Navidad en la plaza de La Escandalera de Oviedo

Redaccion

Son 22 brotes de coronavirus iniciados en Asturias a partir del 23 de diciembre y que, una vez identificados, han sido rastreados en las últimas semanas con un balance total, hasta el día de ayer, de 402 casos y 793 contactos estrechos en cuarentena. De esos 22 brotes, 13 se originaron en establecimientos de hostelería, según explica la Consejería de Salud en la resolución del BOPA de ayer en la que se prorrogan las medidas extraordinarias para hacer frente a la pandemia, a las que se suma el cierre de la hostelería y del comercio a las 20 horas a partir del jueves y durante 15 días.

Esos 13 brotes, que suponen el 59% del total de los identificados desde el pasado 23 de diciembre hasta la fecha, han supuesto 235 contagios y 561 contactos estrechos, que a su vez representan el 58%% y el 71%, respectivamente, del total de los detectados. Otros cuatro brotes se originaron en el ámbito laboral y otros dos en el educativo, según recoge el documento, en el que también se pone de manifiesto que el escenario de la actual situación epidemiológica de Asturias es de elevación del número de contagios «con la previsión de que se mantenga dicho aumento a lo largo de las próximas semanas».

De ahí, como se explica en el mismo documento, que se hayan planteado estas nuevas restricciones que entrarán en vigor este jueves en sectores económicos «cuya actividad implica una necesaria interacción social cercana y mantenida, y que suponen por tanto un especial riesgo, tal como se desprende del estudio de los brotes aparecidos en últimas fechas».

En ese sentido, el informe de la Dirección General de Salud Pública de ayer, 11 de enero, refleja que, tras la disminución de casos positivos que se mantuvo durante varias semanas en Asturias -en concreto, desde mediados de noviembre hasta el pasado 27 de diciembre-, se produce este cambio en la tendencia, que ayer era calificada como «negativa y mala» por el presidente del Principado, Adrián Barbón.

El ascenso del número de casos, según se explica en ese informe, «tiene como consecuencia lógica un empeoramiento en la situación de los indicadores que se evalúan para monitorizar la transmisión de la epidemia en la comunidad y de la presión asistencial, y aunque no es todavía lo suficientemente duradera en el tiempo como para conllevar que todos ellos se sitúen en niveles de riesgo muy alto, alguno de ellos ya lo ha hecho, como es la incidencia a siete días en mayores de 65 años, que se sitúa, en 79,1 casos por 100.000 habitantes».

Una situación que, a pesar de no estar en riesgo extremo de contagio, lleva a pensar que «las posibilidades de estarlo en un plazo corto de tiempo son bastante altas en caso de seguir con la tendencia ascendente que estamos observando estas dos últimas semanas», más cuando la curva de todos los indicadores ha iniciado un nuevo ascenso que mete a Asturias en la tercera ola de la pandemia.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así se originaron los 22 brotes de coronavirus detectados en Asturias en navidades