La Fiscalía pide sobreseer la causa por la muerte de Eleazar

El Ministerio Público considera que no hay pruebas suficientes para desvirtuar el principio de presunción de inocencia de los ocho vigilantes de seguridad y cinco policías locales investigados

Eleazar, con polo fucsia, junto a su primo y su padre, en el estadio de El Molinón
Eleazar, con polo fucsia, junto a su primo y su padre, en el estadio de El Molinón

Oviedo

La Fiscalía ha solicitado el sobreseimiento de la causa abierta contra ocho vigilantes de seguridad y cinco policías locales de Gijón por la muerte de un joven con parálisis cerebral tras un incidente a las puertas del estadio de fútbol de El Molinón, en 2019.

El Ministerio Publico considera que no hay pruebas suficientes para desvirtuar el principio de presunción de inocencia de los investigados, según han indicado a Efe fuentes de la acusación pública. El Ministerio Fiscal ha dado traslado de su petición al juzgado de Instrucción número 2 de Gijón al estimar que la detención de la víctima que derivó en su fallecimiento se ajustó a la legalidad y al ignorar los investigados que padeciera una severa discapacidad.

La jueza instructora emitió un auto el pasado 11 de diciembre donde acordaba el traslado a procedimiento abreviado de la causa para la posible imputación de los ocho vigilantes jurados y los cinco policías locales que intervinieron en el arresto. En el auto exponía que los vigilantes jurados pudieron incurrir en los delitos de homicidio imprudente o delito leve de lesiones y delito contra la integridad moral, mientras que a los policías locales les atribuía la presunta comisión de un delito detención ilegal y, a título de comisión por omisión, de los mismos delitos que a los primeros.

Los hechos ocurrieron el 8 de septiembre de 2019 cuando la víctima, que sufría una parálisis cerebral, acudió al estadio de fútbol de El Molinón, en Gijón, para ver con su padre un partido de la Selección Española y en un momento dado salió del estadio y fue interceptado por los vigilantes de seguridad cuando intentó entrar de nuevo. Sin embargo, al intentar acceder por una de las puertas se inició un forcejeo con una de las vigilantes que resultó golpeada en el rostro, según se refleja en el auto.

Seguidamente, según el relato de la jueza, cuando el joven salía de un local ubicado en los bajos del estadio, fue inmovilizado contra una valla por varios de los investigados, quedando la víctima en posición boca abajo y con las manos a la espalda. Varios policías locales que se personaron en el lugar delegaron en los vigilantes la reducción del joven y la colocación de las esposas y posteriormente el joven fue trasladado al centro de salud Parque Somió, donde, según el auto, fue nuevamente inmovilizado. Sin embargo, la víctima ya se encontraba inconsciente y tras empezar a convulsionar entró en parada cardiaca, falleciendo esa misma noche.

La jueza considera que no ha quedado atribuida la participación en los hechos de otros tres policías locales que habían prestado declaración también como investigados en sede judicial y para los que acuerda el sobreseimiento provisional de la causa. La familia de la víctima se ha personado en la causa para ejercer la acusación particular al entender que la actuación de los policías locales y los vigilantes jurados que intervinieron en el arresto tuvo un nexo causal con el fallecimiento del joven, informa EFE. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Fiscalía pide sobreseer la causa por la muerte de Eleazar