El ambicioso reto de Barbón: «Hay que bajar la incidencia a cifras cercanas a cero antes del 9 de mayo»

El presidente del Principado reconoce que los datos mejoran pero recuerda que Asturias sigue en riesgo extremo

Adrián Barbón, presidente del Principado
Adrián Barbón, presidente del Principado

Redacción

Asturias no quiere replicar errores del pasado. La evolución de la pandemia es favorable en las últimas semanas y eso ha permitido que ya sean varios los concejos en los que se ha levantado el cierre perimetral. Y todo apunta a que a lo largo de la semana serán más los que sigan el mismo camino. Pero el Principado no quiere ningún tipo de relajación y el presidente del Principado, Adrián Barbón, se ha marcado un ambicioso reto: «bajar la incidencia a cifras cercanas a cero antes del 9 de mayo». Ese día concluye el estado de alarma y, previsiblemente, se reabrirá la movilidad entre comunidades.

Barbón reconoce que los datos de las últimas semanas evidencian una mejoría, pero recuerda que «Asturias sigue en riesgo extremo por coronavirus, al superar los 250 casos por 100.000 habitantes». Por tanto, considera que «no debemos dejarnos llevar por la euforia ni creer que hemos vencido al virus, de lo contrario vamos directos a una cuarta ola». Y para evitar ese nuevo repunte, el presidente autonómico aspira a «bajar la incidencia a cifras cercanas a cero antes del 9 de mayo, cuando finaliza el Estado de Alarma». «Por eso ya hemos anunciado que no habrá Semana Santa. No abriremos el cierre de la Comunidad ni permitiremos la entrada de visitantes», asevera.  

El líder del Ejecutivo tiene claro lo qué hay que hacer para conseguir ese reto: «evitar aglomeraciones, reducir al mínimo los contactos estrechos con otras personas, evitar los espacios cerrados -el riesgo de contagios se dispara en los sitios cerrados-, usar permanentemente la mascarilla y mantener la distancia de seguridad». Además, recuerda que «quitarte la mascarilla en un espacio cerrado con otras personas supone un alto riesgo de contagiarte».

Barbón también reitera el peligro que supone una cepa británica que «se está extendiendo a toda velocidad en Asturias y es mucho más contagiosa. Si no la frenamos, supondrá entrar de lleno en una cuarta ola. Evitémoslo».  

Mensaje a los que salen del 4+

Por último, el presidente del Principado ha pedido a los concejos que salen del nivel 4+ que «no caigan en la euforia». «Es muy importante la responsabilidad y que sus autoridades hagan una llamada a evitar errores pasados. Igual que un concejo sale del nivel 4+, si empeoran las cifras, vuelve a entrar», advierte.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El ambicioso reto de Barbón: «Hay que bajar la incidencia a cifras cercanas a cero antes del 9 de mayo»