«Debido al coronavirus no renové en el trabajo y con una pensión de 400 euros no me da para salir adelante»

Esther Rodríguez
Esther Rodríguez REDACCIÓN

ASTURIAS

El ovetense Diego Fernández, quien lleva más de diez años viviendo en la calle
El ovetense Diego Fernández, quien lleva más de diez años viviendo en la calle

La pandemia ha hecho que muchos asturianos se vieran obligados a acudir a entidades sociales para buscar un lote de alimentos

04 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La vulnerabilidad de la sociedad ya era una realidad en Asturias desde hace años, sin embargo, la pandemia por el coronavirus ha agravado aún más dicha situación. Muchos asturianos han presenciado la pérdida de su trabajo, es decir, sus ingresos, y también cómo la pandemia se iba comiendo poco a poco todos sus ahorros. Por ello se vieron obligados a acudir a entidades sociales para buscar un lote de alimentos y así poder satisfacer una necesidad básica. «En junio finalicé el contrato y debido a la crisis sanitaria no hubo renovación. Tampoco encuentro trabajo porque no hay nada. Es desesperante porque con una pensión de 400 euros no me da para salir adelante», asegura María, nombre ficticio del testimonio.

Su situación económica es crítica porque «tengo que pagar la renta, la luz, el agua y también debo mantener a mi hijo de 2 años», afirma y matiza que «por el suministro eléctrico abono alrededor de 200 euros». Por ello se ha visto abocada a pedir la ayuda de Cruz Roja para poder alimentarse y aun así no le alcanza. «Te dan un lote de productos cada seis meses y es muy variado. Pero, en mi caso, me cuesta racionalizarlo porque hay productos que se gastan a diario como, por ejemplo, la leche». Sin embargo, se siente muy agradecida, puesto que de otra manera no le alcanzaría el sueldo para poder comprar alimentos y mucho menos artículos de higiene básica para su hijo como pañales o toallitas.

No solo ha pedido la ayuda alimentaria, sino que también ha solicitado el salario básico para poder hacer frente a los gastos. «No sé cuándo me llegará porque ya lo pedí en noviembre y aún nada. Además, el Ingreso Mínimo Vital me lo han denegado porque el año pasado tuve ingresos», lamenta y clama para que las ayudas económicas se tramiten cuanto antes. «Si reclamas un subsidio es por algo, porque lo necesitas, y no se puede atrasar porque los gastos hay que asumirlos en el momento. No hay moratoria», subraya. Asimismo, reza por encontrar pronto un trabajo con un suelo decente. «Con 1.000 euros llego a fin de mes, no exijo nada más».