Más joven y con obesidad, así es el nuevo perfil del paciente que ingresa en las UCIs de Asturias

Las autoridades sanitarias advierten que estos pacientes tienen menos mortalidad pero estancias más largas

Imagen de archivo de una UCI instalada en el gimnasio del HUCA de Oviedo
Imagen de archivo de una UCI instalada en el gimnasio del HUCA de Oviedo

Las buenas noticias sobre el ritmo de vacunación en Asturias, el 10% de la población ha recibido ya una pauta completa y uno de cada cuatro de perceptores de la campaña objetiva tiene al menos una dosis, no compensan las cifras de contagios que se mantienen estables pero elevadas, con una media de más de un centenar diarios, y con el lógico y duro impacto en la presión asistencial en los hospitales. Con las cifras correspondientes al 13 abril, se cuentan 143 pacientes de covid ingresados en planta y 70 en las unidades de cuidados intensivos; en las UCIs la ocupación en Asturias ronda el 40% y de ellos el 25% corresponde a enfermos de coronavirus. ¿Por qué? Porque ha variado el perfil del paciente que ingresa en las UCI, es más joven y aunque la mortalidad se reduce su estancia se alarga.

«Lo que más nos preocupa son las camas de UCI; tenemos un paciente más joven, de entre 59 y 60 año, son varones, con obesidad, esto es clave, y también hipertensión y asma», explicó la gerente del Sespa, Concepción Saavedra, quien recalcó además estas características en los nuevos ingresos hacen que se trate de pacientes «con menos mortalidad pero con una estancia más larga, y esto nos hace pensar que no recuperaremos la situación previa a la tercera ola» respecto a una reducción de la ocupación de camas. En este sentido, Saavedra recalcó que el sistema asturiano está preparado para poner en marcha nuevos espacios de unidades de cuidados intensivos como ya ocurrió en el pasado, cuando se habilitó el gimnasio del HUCA, si fuera necesario.

«Abril hará nuestro mayo» señaló el director de Salud Pública, Rafael Cofiño quien insistió en la importancia de combinar una vacunación rápida y eficaz de los grupos de población más vulnerables con la importancia de mantener todas las medidas de precaución para evitar la propagación de contagios, las mascarillas y la distancia social. No en vano, los responsables sanitarios del Principado incidieron que, de cara a la posibilidad de que se concrete el inicio de una cuarta ola en las próximas semanas, será clave constatar un incremento, que ya se está apreciando, de los positivos en los grupos más jóvenes, entre 15 y 25 años.

Como ya ocurrió en las pasadas oleadas, el ritmo de contagios escala tramos de edad. Los más jóvenes pueden tener una afección leve pero contagian a familiares y conocidos mayores que son los que terminan ingresados. 

En este sentido, Cofiño apuntó que 11 comunidades ya ha constatado su entrada en la cuarta ola y que «desconocemos su magnitud porque además no tendremos coberturas altas (de vacunación, capaces de frenar drásticamente los contagios) antes del verano». Así apuntó que encontraban un «significativo» aumento de casos entre el grupo de 15 a 25 años en Asturias relacionado con un aumento de la movilidad en el período festivo más reciente. «Es muy importante mantener las conductas de protección entre los jóvenes y los no jóvenes, sobre todo para evitar contacto con los más vulnerables». 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Más joven y con obesidad, así es el nuevo perfil del paciente que ingresa en las UCIs de Asturias