Un familiar de la mujer atacada en Sonande: «El oso se le puso de pie, pegó un gruñido grande y le dio un zarpazo»

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Oso pardo
Oso pardo Romain Guerin

Pese a que se trata de un  «hecho insólito», los vecinos de este pueblo de Cangas del Narcea dicen estar acostumbrados a ver plantígrados a diario por el entorno

31 may 2021 . Actualizado a las 20:33 h.

Carmen S., la mujer de 75 años que fue atacada ayer por un oso en Sonande en Cangas del Narcea, «tiene la nariz y la cadera rota y además le sacó una muela». Según explica su yerno, José Antonio Rodríguez, «si le llega a dar por otro lado igual la mata». Por ahora, está ingresada en el hospital Carmen y Severo Ochoa y su evolución es favorable, a la espera de que la operen para ponerle una prótesis en el cuello del fémur. El insólito suceso tuvo lugar en torno a las 9.30 cuando esta vecina canguesa salió a dar su típico paseo después de cenar.

De repente, «el oso salió por la parte de abajo, se le puso de pie, pegó un bramido grande y le dio un zarpazo», ha explicado en la TPA este familiar, que fue en su auxilio alertado por los gritos de la misma.

«Yo cuando la oí, me asomé, la vi gritando y bajé corriendo a auxiliarla. También subieron otros dos chicos, que llegaron cuando yo, pero yo al oso no lo vi», reconoce. En ese momento, Carmen era consciente de todo y les relató detalladamente lo sucedido. Un comportamiento «inusual» en este tipo de animales y por ello tanto la patrulla oso de la Guardería de Medio Rural como el Seprona de la Guardia Civil ya trabajan desde primera hora de la mañana en buscar al plantígrado para conocer las causas del incidente.