Una mujer sufre el primer ataque en décadas de un oso en Asturias

La Voz

ASTURIAS

Imagen de archivo de un oso pardo en Cangas del Narcea
Imagen de archivo de un oso pardo en Cangas del Narcea

El animal le dio un zarpazo en la cara y trató de arrastrarla en la localidad de Sonande en Cangas del Narcea

31 may 2021 . Actualizado a las 11:19 h.

Es un episodio extremadamente infrecuente aunque cada vez se han contado más encuentros entre osos y personas en Asturias en los últimos años, la mayoría de ellos sin más consecuencias que un susto. Hasta ahora. Una mujer de 75 años sufrió el ataque de un oso en Cangas del Narcea, que le dio un zarpazo que le provocó heridas en la cara y trató de arrastrarla aunque los acompañantes de la mujer lograron ahuyentar al animal con gritos.

El suceso tuvo lugar al anochecer del pasado domingo en la localidad de Sonande. La mujer daba un paseo con unos amigos después de cenar por las cercanías del pueblo cuando a la salida de una curva se topó con el animal. Erguido sobre sus patas traseras atacó a la mujer de un zarpazo que le provocó heridas en la cara y la derrumbó sobre el suelo que le rompió la cadera. También trató de arrastrarla pero los acompañantes de la mujer, que iban más adelantados en el camino, lograron a gritos que el animal la soltara.

Según citó Europa Press, el sindicato Unión de Sectroriales Agragias de Asturias (Usaga) señaló que la mujer sufrió una rotura de pelvis y tuvo un desgarro en la cara. Tras el incidente, el oso, un ejemplar adulto de grandes dimensiones, se alejó rápidamente. La víctima fue trasladada en primer lugar al Hospital Carmen y Severo Ochoa donde ingresó por urgencias a causa de la rotura de la cadera aunque fue trasladada luego al HUCA para una intervención de cirugía maxilofacial.

Actualmente, la Patrulla Oso de la Guardería de Medio Rural y el Seprona de la Guardia Civil trabajan en intentar localizar al plantígrado. Lo están haciendo para comprobar si es una hembra o un macho. Si es un ejemplar que resulte, de esta investigación, calificado como agresivo pues obviamente se va a extraer de la zona», asegura José Víctor Rodríguez, alcalde del municipio, quien subraya que se desconoce el motivo del ataque y que «los osos se están humanizando y eso supone un riesgo de seguridad». 

Además, el regidor señala que pese a ser una circunstancia excepcional, «es cierto que también durante los últimos años, la presión del oso y la fauna salvaje en general sobre la carga ganadera ha ido en incremento». Asimismo, especifica que cada vez se acercan más los osos a las zonas pobladas. «En las últimas semana y principios del mes de mayo, en esta misma zona de Cangas de Narcea, en Cibea, hemos visto videos de un oso que caminaba entre el pueblo. Hay que recordar que no es una especie doméstica, que es un animal salvaje y que eso lo que conlleva es un cierto riesgo», advierte.

Encuentro de una persona con un oso en un parque natural de Estados Unidos

La Universidad de Oviedo documenta más de 660 ataques de osos pardo en quince años

La Voz

Un grupo internacional de investigadores liderados por la Universidad de Oviedo ha documentado 664 ataques de oso pardo a seres humanos ocurridos entre los años 2000 y 2015 a lo largo de todo el área de distribución de la especie (Norteamérica, 183 ataques; Europa, 291 ataques; y Asia, 190 ataques). Este proyecto está dirigido por la institución educativa ovetense a través de Giulia Bombieri que pertenece a la Unidad Mixta de Investigación en Biodiversidad. La investigación arroja que los ataques de oso pardo a humanos han aumentado en todo el mundo en los últimos años y responden generalmente a reacciones defensivas por parte de los animales. La mayoría de estos contactos físicos (85,7%) resultaron en heridas y el 14,3% fueron mortales. Solo el 6,6% de todos los ataques ocurridos en Europa fueron fatales, por el 13,1% en Norteamérica y el 32% en Asia.

Seguir leyendo