¿Qué herramientas tiene Asturias para contener la nueva ola de contagios?

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Terrazas en la Plaza del Fontán en Oviedo
Terrazas en la Plaza del Fontán en Oviedo ELOY ALONSO

El pleno de la Junta del Principado aprueba hoy la reforma de la ley que permite declarar la emergencia sanitaria

07 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Si la situación se desmadra, volveremos atrás». Esto lo aseguraba el pasado 2 de julio la portavoz del Gobierno asturiano, Melania Álvarez, antes de conocerse que ese mismo día se alcanzarían los 330 nuevos positivos que hacen retroceder a niveles de febrero la evolución epidemiológica en los municipios más poblados de Asturias. Ayer la Ponencia de Alertas del Ministerio de Sanidad proponía cerrar el ocio nocturno y estudiar la posibilidad de aplicar un nuevo toque de queda para frenar la propagación del coronavirus ante la creciente ola de contagios que se está viviendo en toda España.

Otras propuestas, aunque el ministerio desautorizó el documento de los expertos poco después de darse a conocer, que se debatirán precisamente hoy en el Consejo Interteritorial de Salud, son limitar el horario nocturno en los interiores de los locales que no pueden garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención, suprimir la celebración de eventos multitudinarios si tampoco quedan garantizadas las medidas de prevención y realizar cribados en grupos de población de interés como ya ha está ocurriendo en Asturias con el llamamiento hecho a los jóvenes de entre 15 y 30 años, al que de momento se han sumado 7.700 de los 115.000 que se calcula que residen en el Principado.

Tras el decaimiento del estado de alarma el pasado 9 de mayo, el arsenal normativo de las comunidades autónomas no es el mismo que permitió implantar un toque de queda durante meses y en parte de ellas sería necesario ese paraguas jurídico al que el Gobierno español en principio no tiene previsto recurrir. A la espera de que hoy se debatan esas propuestas, Asturias dispone de herramientas para hacer frente a la pandemia como el sistema 4+ que fija limitaciones por concejos que fue rediseñado tras el fin del estado de alarma para que su aplicación fuera de manera individualizada en cada caso y adaptada a cada contexto epidemiológico.