Así cruzó el primer tren el túnel de la Variante de Pajares

La Voz

ASTURIAS

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez,  completó este lunes la circulación en pruebas de la alta velocidad a Asturias

20 sep 2021 . Actualizado a las 11:46 h.

El primer viaje en pruebas con pasajeros por la variante ferroviaria de Pajares, que conectará León y Asturias, se ha producido este lunes por la mañana. El tren salió pasadas las 10.00 horas desde La Robla (León) y llegó hasta Campomanes (Asturias) en algo más de media hora. En el convoy viajaron diferentes autoridades, como la actual ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y los presidentes de Castilla y León y de Asturias, Alfonso Fernández Mañueco y Adrián Barbón respectivamente, según recogió Europa Press.

Suman casi dos décadas los retrasos de la Variante de Pajares y así se da el primer paso definitivo para la apertura de los túneles que deben permitir la conexión por alta velocidad ferroviaria entre Asturias y la meseta. Un trazado que abre las puertas a los trayectos para pasajeros, con un tiempo de Asturias a Madrid que ronda las tres horas, pero también, y sobre todo, que da un impulso fundamental al transporte de mercancías de forma que el abanico de exportaciones del Principado podría multiplicarse.

La variante de Pajares, en la que se han invertido más de 3.700 millones de euros desde 2004, representa una de las obras de ingeniería civil más complejas que se han realizado en el país hasta la fecha al incluir un doble túnel que perfora la Cordillera Cantábrica y que evitará el uso de la centenaria rampa ferroviaria de Pajares.

La infraestructura, que permitirá acortar los tiempos de viaje en unos 45 minutos, deberá estar ahora en pruebas durante varios meses antes de su puesta en servicio, previsiblemente a lo largo del año que viene.

La variante tendrá una configuración de ancho mixto: ancho estándar (Renfe) e ibérico (AVE) en la vía este y ancho ibérico con traviesa polivalente en la vía oeste, lo que permitirá combinar el transporte de pasajeros y de mercancías.

Según los planes del ministerio, la variante se pondrá en servicio en un primer momento en ancho ibérico a la espera de la finalización de los trabajos de acondicionamiento del tramo León-La Robla, con el objetivo de reducir los tiempos de viaje a Asturias y poner en valor la infraestructura lo antes posible.

La ministra aseguró la semana pasada que se está trabajando para poner en servicio «en breve plazo» tanto el tramo León-La Robla en doble vía ancho mixto, como la variante de Pajares.

La llegada del AVE a Asturias podría acortar los tiempos de trayecto entre Madrid y Oviedo desde las casi cinco actuales a poco menos de tres horas, citó Efe.

Aunque Adif apuró los plazos para cumplir sus compromisos para el inicio de las pruebas este año, las obras no se concluirán de forma definitiva hasta 2022 y es que no se trata de un proceso sencillo. La duración de la circulación en pruebas añadía ya un poso de incertidumbre a las numerosísimas demoras que acumula la apertura de la Variante de Pajares. Con un mal precedente. El de AVE de Granada, que como el de Asturias combina el tráfico de mercancías y pasajeros, esperó durante un año más al término de las obras a que se concluyera la circulación en pruebas para garantizar la seguridad del trayecto.

Obras en la variante de Pajares.Obras en la variante de Pajares

Casi dos décadas de retrasos en la Variante de Pajares, por los elementos y los hombres

L.O.

Se atribuye al emperador Felipe II la reacción lacónica, al conocer la derrota de la Armada Invencible en una enorme tormenta, con la frase «envié a mis naves a pelear contra los hombres, no contra los elementos». La historia de los retrasos de la Variante de Pajares, que acumula demoras durante casi dos décadas, es también una tragedia en la que a veces las responsabilidades en los aplazamientos se explican por el testarudo inmovilismo de los elementos, pero no en pocas ocasiones por el escaqueo de los hombres.

El último de los retrasos ha sido confirmado por Adif en las páginas de La Voz de Asturias; todas las previsiones, las confirmadas por el Ministerio de Transportes en la administración central y también por el Gobierno del Principado era que las obras concluyeran en este año 2021, a finales del ejercicio, de forma que la circulación en pruebas comenzara al año siguiente y quizá, en verano, o a finales del verano de 2022 al menos, comenzaran a circular efectivamente pasajeros y mercancías. Pero no será así, las obras no terminarán a finales de 2021 sino a finales de 2022, y el compromiso de Adif pasa por tratar de apurar los plazos en la circulación en pruebas realizándola por tramos a lo largo de este 2021. La fecha definitiva para que un asturiano compre un billete de alta velocidad se pierde de nuevo en la bruma de la incertidumbre.

Seguir leyendo