Detractores de la oficialidad inician una campaña de señalamiento político

Juan M. Arribas

ASTURIAS

11 oct 2021 . Actualizado a las 09:51 h.

En el debate sobre sobre la posibilidad de aprobar la oficialidad de la lengua asturiana en la próxima reforma del Estatuto de Autonomía se ha ido enrareciendo y subiendo el tono por parte, especialmente, de los detractores de la medida que empezaron la legislatura poniendo vallas en las que se equiparaba la defensa del asturiano con el separatismo y el terrorismo y ahora, este fin de semana, saltando directamente al señalamiento político y personal contra el secretario general de Foro, Adrián Pumares, que abrió la posibilidad de respaldar la medida.

La campaña de acoso se ha concretado en el reparto de pegatinas con un imagen de la cara del dirigente político y la acusación de ser un «vendido» en los puestos que recogen firmas contra la oficialidad instalados en algunas ciudades de Asturias y que cuentan con el respaldo de PP y Vox. 

El señalamiento contra Pumares, poniéndolo en la diana, ha despertado una ola de solidaridad de colectivos y personas que ayer expresaron su repulsa por estos hechos, entre ellos se contó la diputada de Podemos Asturies, Sofía Castañón quien señaló que «esti tipu de señalamientos ye inaceptable en democracia y estos antiasturianos busquen tantos enemigos que-yos queda una Asturies mui piquiñina». El propio presidente de Asturias, Adrián Barbón, expresó también su solidaridad en su cuenta de Twitter.