Muere de cáncer el mierense detenido en Brasil por transportar 1.300 kilos de coca en un jet

Juan M. Arribas

ASTURIAS

La policía cree que el ingeniero Ángel Álberto González Valdés, con metástasis, intentó dejar a su familia el dinero que habría recibido de un conocido narcotraficante. Falleció en la cárcel, tres meses después de ser arrestado

29 oct 2021 . Actualizado a las 18:17 h.

La realidad y la ficción muchas veces no se distinguen. El mierense Ángel Alberto González Valdés ha fallecido de un cáncer en una prisión brasileña, donde estaba detenido tras intentar transportar 1.300 kilos de cocaína en un jet privado. González Valdés fue pillado in fraganti, como se puede ver en varios vídeos. Su historia es casi similar a la de Walter White, el protagonista de la serie Breaking Bad. Un ingeniero asturiano que llevaba una vida cómoda en Lieja, Bélgica y sin antecedentes policiales que ve en el tráfico de drogas una oportunidad para dejar una herencia millonaria a su familia a su muerte. Ángel Alberto González Valdés ha fallecido tres meses después de ser detenido; ya entonces padecía un cáncer terminal con metástasis.

Medios brasileños barajan dos hipótesis, que el narco Sergio Roberto de Carvalho le hubiera ofrecido medio millón de euros para dejar a su familia, siendo consciente de que estaba en una situación terminal y apenas le restaban seis meses de vida, si aceptaba el encargo; o también que hubiera podido recibir amenazas que afectaban a sus familiares si se negaba a hacerlo.

González Valdés, de 60 años, fue detenido el pasado 4 de agosto. Era el único pasajero de una aeronave. También fueron detenidos los tripulantes del jet, de nacionalidad turca. La droga estaba distribuida en 24 maletas. El mierense viajaba desde el aeropuerto de Riberao Prieto (Sao Paulo) con destino Bruselas. Hizo una parada intermedia en Fortaleza y fue allí donde la policía le intervino toda la droga, que tendría un valor cercano a los 45 millones de euros. En el momento de ser abordado, el ingeniero negó que las maletas fuesen suyas.