La precisión del robot quirúrgico, clave en las intervenciones de urología más frecuentes en Asturias

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

XOAN CARLOS GIL

El jefe de Urología del HUCA enumera las aplicaciones en cánceres de próstata, vejiga y riñón de esta técnica de mínima invasión que se introducirá este año en la sanidad pública asturiana

02 ene 2022 . Actualizado a las 09:30 h.

Cirugías funcionales en las que se extirpe el tumor evitando secuelas como la incontinencia urinaria y la disfunción sexual. Son las que se desarrollarán este año en los hospitales Universitario Central de Asturias (HUCA) y de Cabueñes, una vez que se incorporen los dos robots quirúrgicos cuya mayor precisión será clave en las cirugías complejas más frecuentes en la especialidad de urología, que es la más beneficiada por la tecnología robótica desde que surgió hace una década.

Es la especialidad en la que más experiencia se ha acumulado dado que el cáncer de próstata es el segundo tumor más frecuente en varones. En Asturias, en donde la incidencia del cáncer de próstata es la más alta de España en todas las edades, se realizan cada año un número considerable de prostatectomías radicales, la cirugía que se aplica en el cáncer de próstata.

«Se opera muchísima prostatectomía radical y, aunque ya estamos haciendo cirugías de alta calidad en las que intentamos conseguir una gran seguridad oncológica a la vez que, cuando es posible, respetar las estructuras que favorecen mantener la potencia y la continencia. El robot lo facilita aún mucho más», indica el jefe de Urología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Jesús María Fernández, que explica que desde hace ya bastante se ha introducido en el centro la cirugía laparoscópica en los cánceres de próstata, vejiga y riñón. En este último incluso antes y con buenos resultados.