Danone plantea el cierre total de Salas y llevarse la producción a Francia

La Voz

ASTURIAS

La fábrica de Danone en Salas
La fábrica de Danone en Salas tpa

La multinacional ha lanzado una oferta sin alternativas a los trabajadores con el despido de toda la plantilla

10 may 2022 . Actualizado a las 21:14 h.

La dirección de Danone ha lanzado una oferta cruda y sin alternativas a los trabajadores de Salas. En el primer encuentro celebrado esta tarde en el Principado, la multinacional ha propuesto cerrar la factoría, despedir a la totalidad de la plantilla, de unos 80 trabajadores, y llevarse la producción a Francia, desde donde abastecería al mercado español.

La planta asturiana tiene una alta especialización, centrada en el queso y en productos derivados, los danoninos, los antiguos petisuis. El pasado otoño, según declararon los responsables del comité de empresa a La Voz de Asturias, la compañía puso en marcha una línea de producción quesera pero en Madrid, a pesar de que la planta asturiana contaba con la tecnología necesaria, lo que ya despertó críticas de los trabajadores que auguraban una desinversión.

En el encuentro planteado esta tarde en Oviedo, Danone ha aducido causa productivas para el cierre indicando el desplome de ventas de Danonino, que supone casi el 80% de la producido en Salas y que ha pasado en la última década de 30.000 a 11.000 toneladas.

El anuncio de la multinacional fue recibido con fuertes críticas por parte del Ejecutivo asturiano que reclamó un encuentro con la compañía para tratar de revertir su decisión y el presidente del Principado, Adrián Barbón, calificó el episodio de «un caso clave de avaricia empresarial» al estar motivada «por una cuestión de pura rentabilidad». Barbón ha recordado que compañías como CAPSA o Reny PIcot (ILAS) optan por diversificar sus producciones en un sector «pujante» como el agroalimentario «y están funcionando bien».

Imagen de archivo de una protesta de Alcoa en el 2020

Los «otros Danone» de Asturias: las grandes empresas que han abandonado la región

Luis Fernández

El anuncio de Danone de estudiar el cierre de su planta en Salas ha despertado viejos fantasmas en Asturias. La noticia afecta directamente a los 79 empleados que la compañía tiene en la región, pero podría suponer un nuevo jarro de agua fría para una comunidad que en las últimas décadas ha vivido la espantada de varias multinacionales. El objetivo del Principado es negociar con la compañía para que reconsidere su postura y evitar así que se amplíe una lista de cierres que está formada, entre otras, por Alcoa, Chupa-Chups, Suzuki o Vesuvius.

Seguir leyendo