Rosario Carracedo, abogada: «El putero tiene que saber que es un delincuente y que la sociedad no lo permite. Hay que penalizarle»

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Rosari Carracedo, presidenta de la Plataforma Abolicionista de la Prostitución
Rosari Carracedo, presidenta de la Plataforma Abolicionista de la Prostitución

La presidenta de la Plataforma Abolicionista de la Prostitución señala que es «imperativo inaplazable» desmantelar la industria del sexo y dar una salida real a las mujeres en situación de prostitución para que puedan integrarse en la sociedad

18 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Rosario Carracedo, abogada y presidenta de la Plataforma Abolicionista de la Prostitución, ofrecía en la tarde de ayer una charla en Gijón para explicar las razones por las que es acuciante desmantelar la industria del sexo y acabar con la explotación sexual de las mujeres, una forma de violencia que, según dice, es «incompatible con el siglo XXI» y a la que hay que dar respuesta con medidas como las que propone la Ley Orgánica para la Abolición del Sistema Prostitucional que ha ayudado a redactar.  Entre ellas, la penalización no sólo del proxeneta, sino también del putero.

-Tal y como pregunta el título de la charla que ha impartido en Gijón, ¿qué es la abolición de la prostitución?

-Es una propuesta para desactivar el sistema prostitucional; para terminar con un país de proxenetas, porque tenemos una espantosa y enorme industria de la explotación sexual de las mujeres; para acabar con las prácticas de los puteros y para la reparación integral de las mujeres víctimas de la prostitución. El abolicionismo es el único modelo de intervención legal y de intervención social que pone una mirada solidaria en las mujeres prostituidas y que tiene como objetivo terminar con una práctica de violencia ancestral incompatible con el siglo XXI y con nuestros derechos inalienables de igualdad.