Un camarero con 37 años de experiencia: «Normal que falten profesionales si no se cumple el convenio y los salarios son bajos»

Carmen Liedo REDACCION

ASTURIAS

Un camarero escancia un culete de sidra
Un camarero escancia un culete de sidra PACO RODRÍGUEZ

Pedro Pablo Polo, que tiene trabajo estable y buenas condiciones laborales, dice que muchos compañeros cambian de profesión porque hay agotamiento y «las cosas no evolucionan»

26 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La patronal de la hostelería asturiana advertía hace unos días de que en la región se necesitan más de 2.500 trabajadores para el sector, tanto camareros, como ayudantes de cocina o cocineros, puestos que han quedado vacantes en buena medida a raíz de la pandemia de la covid-19, y es que el personal que los ocupaba decidió buscar una ocupación alternativa ante las muchas restricciones e incertidumbre que sufrió la hostelería. El «agotamiento y el cansancio» que supone una profesión en la que se trabaja cuando otros disfrutan y la falta de unas condiciones atractivas son otro hándicap que plantean quienes conocen bien el sector.

Pedro Pablo Polo lleva trabajando en la hostelería desde hace 37 años y desde hace 22 en la misma empresa, con un trabajo estable y unas buenas condiciones laborales. Señala que cuando empezó en hostelería a los 18 años fue por vocación, y es que si algo tiene claro es que una profesión tan sacrificada como la de camarero «te tiene que gustar» porque «al principio crees que vas a mejorar y después te pegas de bruces con la realidad». Ese considera que es el problema que hay ahora, «que el sector ha perdido atractivo para los trabajadores porque hay agotamiento y cansancio» y porque ni siquiera se cumple el convenio de 2011, además de que no tienen subida salarial desde 2011.

Asegura que el parón por la pandemia les hizo abrir los ojos y ver la realidad del sector, «porque si cobras poco más de 1.000 euros, en ERTE solo te pagaban un porcentaje del salario». Esa situación, señala, hizo que muchos de sus compañeros hayan cambiado de profesión, «ya que las cosas no evolucionan, no cambian». En este sentido, comenta que algunos conocidos decidieron formarse durante la pandemia y hacer cursos de formación profesional para buscar otra salida laboral. «Dos concretamente son auxiliares de enfermería, y están encantados en el nuevo trabajo», relata.