Cuenta atrás «sin incertidumbres» para la llegada del AVE a Asturias: lo que queda pendiente

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Vista general del túnel por el que el primer tren en pruebas ha completado el recorrido de la variante de Pajares
Vista general del túnel por el que el primer tren en pruebas ha completado el recorrido de la variante de Pajares J.Casares | EFE

El viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, repasa los principales hitos que quedan pendientes en la variante de Pajares: «A partir de septiembre se podrán ver trenes yendo y viniendo a toda velocidad»

01 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

«En números redondos ya van casi 20 años de obras y más de 3.800 millones de euros, y por fin todas las incógnitas en inversión de la variante de Pajares están despejadas. Los trabajos que quedan ya no generan ninguna incertidumbre de financiación ni de tener que licitar nuevos contratos. Todos los contratos están adjudicados y las obras se encuentran altamente avanzadas», asegura el viceconsejero de Infraestructuras, Movilidad y Territorio del Gobierno de Asturias, Jorge García, que remarca que el cronograma previsto por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana «se va cumpliendo». El compromiso ministerial es que en mayo de 2023, dentro de 10 meses, los primeros trenes de alta velocidad con pasajeros y mercancías entren y salgan de Asturias.

A partir de septiembre, según explica García, comenzará una cascada de pruebas que estarán enfocadas a esa puesta en servicio comercial, tanto para pasajeros como para mercancías. Será entonces cuando el grueso de la electrificación de la infraestructura ferroviaria quedará finalizado para iniciar ese último periodo de pruebas. «Un hito importante serán las pruebas que se van a realizar con trenes preparados, electrificados y que pueden alcanzar altas velocidades. Hasta ahora se venía haciendo un proceso de auscultación geométrica de la vía con trenes laboratorio que circulan a bajas velocidades y que van tomando datos para comprobar que la infraestructura está bien», señala el viceconsejero.

A partir de septiembre, las pruebas con los trenes electrificados serán continuas: «Pasarán muchas veces por la variante y, desde el Huerna, se podrán ver trenes yendo y viniendo a gran velocidad de manera continua». Las velocidades llegarán hasta los 200 kilómetros por hora y permitirán seguir comprobando el estado de la plataforma, la vía, la catenaria y todos los sistemas de los nuevos túneles que atraviesan Pajares, en donde los trabajos se están centrando ahora en realizar pruebas con los ventiladores del sistema de extracción de humos al tiempo que se están terminando de ejecutar las últimas galerías de salida de emergencia en los más próximos a Pola de Lena.