Génova no descarta a Quiepo como candidato del PP en Asturias pero analiza otros perfiles

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

El secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo (i), durante un pleno institucional celebrado en el parlamento autonómico
El secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo (i), durante un pleno institucional celebrado en el parlamento autonómico J. L. Cereijido | EFE

La dirección nacional de los populares se marca diciembre como plazo límite para elegir a su líder en la región

08 oct 2022 . Actualizado a las 13:11 h.

La dirección nacional del PP busca candidatos de unidad tanto en Asturias como en La Rioja y se marca diciembre como plazo límite para resolver las divisiones internas que hay en ambos territorios. El equipo de Alberto Núñez Feijóo considera que la prioridad es llegar a las elecciones de mayo con «candidatos ganadores» y no tiene previsto convocar congresos si no es para visualizar un partido unido, según han indicado a Europa Press fuentes de la formación.

Búsqueda del sustituto de Mallada

El PP nacional ha puesto en marcha la búsqueda de candidato en el PP de Asturias, después de que Feijóo haya descartado a Teresa Mallada, que fue la candidata elegida en enero de 2019 por el entonces presidente del PP, Pablo Casado, como cabeza de cartel a las autonómicas. La propia Mallada aseguró la pasada semana, en una declaración ante los medios, que dará «un paso atrás» y no se presentará al próximo congreso autonómico cuando pocas semanas antes ella misma había afirmado públicamente que no podía sentarse «más respaldada».

En las quinielas como posible sucesor de Mallada aparece Álvaro Queipo, actual secretario general del PP en Asturias. Fuentes de la dirección del PP consultadas por Europa Press admiten que «no lo descartan» pero que también están viendo más perfiles. «En Asturias hay que buscar un candidato que tenga opciones, no solo de ganar sino de unir el espectro ideológico del centro-derecha», han señalado las mismas fuentes consultadas, que han admitido que también se va a consultar en ese proceso la opinión de la propia Mallada.

Desde la llegada de Feijóo a la Presidencia del PP, el pasado mes de abril, se han celebrado congresos en Madrid, Galicia, Murcia, Extremadura y Cantabria -este último tuvo lugar este viernes con la reelección de María Jesús Sáenz de Buruaga- pero aún tiene pendiente renovar las estructuras regionales de La Rioja, Asturias y Navarra. Aunque Génova esperaba tener zanjados estos dos últimos conflictos internos antes de que terminase octubre, ahora maneja un plazo más amplio y confía en tener una solución antes de fin de año para ponerse a trabajar de lleno en las municipales y autonómicas, según fuentes de la cúpula del partido.

La opción de la gestora

En el cuartel general de los populares subrayan que es más importante elegir al mejor candidato ante las elecciones del próximo año que poner fecha a un congreso del partido, máxime si no se va a ir con una candidatura de consenso. Y ante la posibilidad de que no se consiga esa unidad, no descartan las gestoras.

«Una gestora es un proceso normal», declara a Europa Press una miembro de la cúpula del partido, que explica que la constitución de una gestora es una vía que recogen los Estatutos, algo que, según añade, no quiere decir que sea la opción prioritaria en esos dos territorios. En concreto, los Estatutos del partido establecen que una gestora podrá asumir el gobierno de las organizaciones «a través de las personas que designe» pero la «transitoriedad de la situación no podrá exceder de seis meses, salvo que concurran circunstancias excepcionales que motiven la prórroga de dicho plazo». «Transcurrido dicho período de tiempo se convocarán el Congreso en los dos meses siguientes», señalan las normas internas del PP.

La Rioja, varios aspirantes

La división en el PP de La Rioja ya se visualizó en el congreso regional que enfrentó en 2017 a la exalcaldesa de Logroño Cuca Gamarra con el entonces presidente de La Rioja, José Ignacio Cenicero, un cónclave reñido que ganó este último.

Ahora de nuevo hay varios aspirantes que quieren hacerse con las riendas del partido. Públicamente lo han manifestado el diputado y exdelegado del Gobierno Alberto Bretón, y el diputado y exconsejero de Hacienda Alfonso Domínguez. Sin embargo, en las quinielas aparecen también los nombres del exconsejero de Fomento Carlos Cuevas y el del exconsejero de Educación Gonzalo Capellán, que cobra fuerza en los últimos días.

«En La Rioja, acertando un poquito, gobernamos», confiesan en privado desde Génova, donde hacen hincapié en que lo urgente es llegar a un acuerdo en torno a un «candidato ganador» para arrebatar el Ejecutivo regional a la socialista Concha Andreu. Por lo pronto, este miércoles más de 600 afiliados del PP riojano, representados en la plataforma «Un afiliado, un voto», pidieron a Feijóo la convocatoria de un congreso asambleario porque, a su entender, los afiliados no merecen que se «imponga un candidato» y no se les puede «privar» del «derecho a elegir a su presidente».

Navarra

El PP también tiene pendiente de celebrar un congreso en Navarra. Después de que Ana Beltrán, actual presidenta del PP navarro y 'número tres' del PP con Pablo Casado, haya confirmado que no optará a la reelección, los dos navarros que aparecen mejor situados para tomar las riendas son la senadora Amelia Salanueva y el diputado autonómico Javier García.

Sin embargo, en la Comunidad Foral hay que despejar si Unión del Pueblo Navarro (UPN) y el PP vuelven a reeditar su pacto y concurren juntos. En los últimos comicios así lo hicieron -junto a Cs- en la plataforma Navarra Suma. Feijóo y Esparza ya mantuvieron un almuerzo el pasado mes de julio, pero ambos tienen pendiente otra charla con la vista puesta en las próximas elecciones, con el fin de confirmar si reeditan o no su acuerdo.

Eso sí, en cuanto a los tiempos para negociar posibles acuerdos, Esparza enfría los plazos. «Navarra Suma se conformó en el mes de febrero de 2019 y las elecciones eran en mayo», dijo hace una semana, para añadir que no hay prisa porque están «en plazo» e irán tomando decisiones «conforme pase el tiempo».

El antimalladismo cree que Génova impondrá una gestora en Asturias en días

L.O.

El Partido Popular de Asturias funciona casi en piloto automático, con el control real de la organización teledirigido desde Génova, a la espera de las decisiones que la dirección nacional pueda tomar en los próximos días sobre el futuro inmediato de la organización después de que la semana pasada Teresa Mallada tuviera que dar un «paso a un lado» y anunciara que no volvería a optar a presidir el partido regional en un próximo congreso.

Pero la cuestión es que ese congreso no tiene fecha fijada en el calendario y tampoco nada hace pensar que vaya a concretarse a corto plazo, de hecho fuentes de la dirección nacional indicaron ayer lunes que sus prioridades pasan ante todo por la selección de la persona que vaya a encabezar la candidatura autonómica y el cónclave orgánico ha pasado a segundo plano. De hecho, el sector antimalladista consideró que podría producirse la imposición de una gestora en cuestión de días aunque señalaron también que no conocían quién sería la persona que Génova designaría para la dirección provisional del PP asturiano.

Seguir leyendo