El AVE asturiano estaría en funcionamiento en verano en el mejor de los casos

L.O.

ASTURIAS

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera Jorge Peteiro | EUROPAPRESS

Pardo de Vera asegura que entiende el «descrédito» ante la opinión pública asturiana por dos décadas de retrasos

24 ene 2023 . Actualizado a las 16:52 h.

Si no hubiera ningún sobresalto más; ningún impedimento sobrevenido, ninguna falta de suministro de materiales o nuevas demoras de pruebas técnicas, la alta velocidad ferroviaria a través de los túneles de la Variante de Pajares estaría rodando a pleno funcionamiento en mitad del verano, entre julio y agosto. La secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, que vino a Asturias a dar explicaciones por el enésimo retraso de la infraestructura, no se comprometió a dar una nueva fecha precisa de apertura al menos hasta la primavera. Pero haciendo el cálculo de los plazos previstos (entregar la vía a circulación en diciembre y empezar los viajes en mayo), si la entrega se pospone a la mitad de febrero, los billetes se pondrían comprar a finales de julio o comienzos de agosto.

Todo esto si se cumplen las bases de la explicación que dio Pardo de Vera a la última demora, cuando había un compromiso de abrir en mayo. La secretaria de Estado, que reconoció que había un justificado «descrédito» entre la opinión pública asturiana por los reiterados falsos anuncios durante dos décadas, aseguró que sus planes iniciales pasaban por cumplimentar en la segunda mitad de diciembre las obra materiales en sí y «entregar la vía a circulación y mantenimiento». Este departamento realizaría las pruebas de seguridad, señalización y formación de maquinistas y se empezaría a circular en mayo. Pero adujo que retrasos en suministros de materiales, retrasos de varios días, se fueron acumulando hasta hacer imposible entregar la vía a circulación hasta la segunda mitad de febrero.

Son dos meses, «ocho semanas» añadidas, según Pardo de Vera que quiso curarse en salud y reiteró que hasta la primavera no se dará una fecha de apertura de la Variante desde el Ministerio. La secretaria de Estado hizo una larga exposición de los retrasos acumulados durante 20 años, repitió de forma constante que entendía el cansancio y la incredulidad general de la opinión pública asturiana por lo que reiteró «las disculpas que haya que dar», pero también aseguró que la obra «está hecha».

De hecho, la secretaria de Estado reiteró los tiempos y paradas que están previstos: que el viaje de Madrid a Oviedo será de tres horas en líneas directas, sin paradas, (y hasta Gijón 3 y 20 minutos) cuando empieza a funcionar y que en modo alguno habrá que cambiar de tren en Pola de Lena. Pardo de Vera señaló que una vez que estén disponibles los trenes Avril (que pueden pasar ampliamente de 300 kilómetros por hora en ancho ibérico) se aprovechará al máximo, según dijo, esa velocidad en el tramo entre Madrid y León para acortar los tiempos con Asturias.

Ni cortes de fines de semana ni transbordos

Pardo de Vera se refirió también a la obra de reforma de la vía de Cercanías entre Lena y Oviedo y que han despertado enorme polémica por la propuesta de la consultora a Adif para hacer la obra cortando la circulación los fines de semana y con transbordos en autobús. Pero la responsable del Ministerio negó tajantemente que vaya a haber cortes, que la prioridad será mantener la circulación y la movilidad y que en todo, caso los trabajos en sí no comenzarían hasta dentro de año y medio ya que dedicarán buena parte del tiempo presente al acopio de materiales.  

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón (2i), y la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera (2d), y el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo (d), durante una reunión sobre transporte con representantes sociales y empresariales, en el Palacio de los Condes de Toreno

Los agentes sociales aceptan la explicaciones del retraso pero piden plazos para la Variante de Pajares

La Voz

La Cámara de Comercio de Oviedo, FADE, Otea, la Federación Asturiana de Concejos (FACC) y los sindicatos CCOO y UGT se han mostrado este martes satisfechos con las explicaciones que han recibido por parte del Ministerio de Transportes sobre el retraso de la llegada de la alta velocidad a Asturias, y han valorado que, a pesar del retraso, la Variante de Pajares entrará en servicio en 2023, aún sin fecha concreta.

Representantes de estas entidades se han reunido este martes en Oviedo con la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, acompañada del presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, para analizar el retraso en la apertura de la variante ferroviaria de Pajares.

Seguir leyendo