Los alquileres turísticos para el verano se disparan en Asturias y ya rozan los 800 euros semanales

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

vivienda grandes tenedores
F. Sotomonte

La diferencia entre los apartamentos más caros y más baratos oscilan unos 200 euros semanales, situándose entre los más asequibles de toda la costa española

12 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias comenzará el verano con precios turísticos que se sitúan entre los más económicos de toda la costa española, según un estudio del grupo Tecnitasa. Un análisis en el que también se muestra que el Principado es una de las comunidades autónomas en la que menos se encarece el alquiler vacacional de los apartamentos en primera línea de playa, ya que el aumento es del 3% por el 10% a nivel nacional. Baleares, Andalucía y Galicia lidera una lista de precios que llegan hasta los 3.800 euros por semana.

En el caso del Principado la diferencia entre los precios más caros y más baratos no es excesivamente grande. El baremo oscila en poco más de 200 euros semanales entre las zona más cara y más barata: Ribadesella y Tapia de Casariego, respectivamente. En el caso de la localidad riosellana, al igual que en Llanes, los apartamentos en el centro tienen un precio semanal de unos 780 euros. Unos inmuebles que tendrían unas dimensiones de entre 50 y 75 metros cuadrados. Para encontrar los precios más económicos habría que viajar hasta Tapia de Casariego, junto a la playa de Murallón, donde se encuentran residencias por hasta 560 euros a la semana. En Gijón, por ejemplo, rondarían los 700 euros semanales.

«Debemos tener muy en cuenta que el alquiler en verano es un mercado mucho más volátil que el mercado inmobiliario convencional, puesto que tanto el volumen, la calidad de la oferta como los precios van variando a medida que el verano se acerca», apunta Fernando García, director técnico de Tecnitasa. En este sentido cabe incidir en que, según el portal inmobiliario Idealista, hasta el 19% de las viviendas ofertadas en Asturias fueron fueron alquiladas en menos de 24 horas durante el primer trimestre de este año, siete puntos por encima del mismo periodo del pasado ejercicio. Un dato que es superior a la media del país, donde el porcentaje de «alquileres exprés» ha subido dos puntos en el último año hasta el 18%.

Precios máximos y mínimos de la vivienda costera por comunidades autónomas
Precios máximos y mínimos de la vivienda costera por comunidades autónomas Grupo Tecnitasa

El informe de la consultoría Tecnitasa refleja que alquilar un apartamento en primera línea de playa supone un desembolso medio de casi un 10% superior (9,95%) al del año pasado, con precios que llegan de media a los 1.160 euros semanales frente a los 1.055 del año pasado. Por tanto, el desembolso para este verano es 105 euros más de media que en 2023 a nivel nacional. Los precios más baratos de toda la costa española están en la Comunidad Valenciana, en las localidades castellonenses de Moncófar y Vinaroz, donde se pueden alquilar apartamentos de 70 metros cuadrados por hasta 500 euros. Por su parte, los lugares más caros, que ya superan los 3.000 euros por semana, se localizan en las Islas Baleares —en Santanyi, Ibiza y Pollensa— o en el Puerto Banús (Marbella). En Pontevedra, en Illa da Toxa, ya hay apartamentos más de 2.900 euros.

Donde más han subido los precios con respecto al verano de 2023 es en Cantabria, incrementándose más del 12%. En la playa de Comillas, por ejemplo, por 70 metros cuadrados se están pagando casi 1.900 euros a la semana mientras que en la Playa de la Concha, en Suances, por 10 metros cuadrados menos, se pagan 1.700 euros. En Laredo y Santoña, sobre los 1.400 euros, por unos 70 metros cuadrados. También con subidas del 12% están Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife o Lugo. «El mercado inmobiliario convencional ralentiza el número de transacciones y contiene los incrementos de valor, pero en el mercado de alquiler vacacional, sin embargo, continúan incrementos promedios significativos», sostiene Fernando García, director técnico de Tecnitasa.