Las armas de Anquela para el derbi

La actuación de estos dos jugadores puede decantar el encuentro del domingo

Saul Aaron Horizontal.Saul y Aaron se abrazan tras un gol del Real Oviedo
Saul y Aaron se abrazan tras un gol del Real Oviedo

Oviedo

Los derbis son partidos especiales, eso todo el mundo lo sabe. Y ya no solo en la grada, también en lo relacionado con el juego. Encuentros cerrados donde lo normal es ver muchas interrupciones, juego poco fluido y contadas ocasiones claras de gol. Es en estos escenarios donde los jugadores con mayores capacidades técnicas desnivelan la balanza. Esos futbolistas que, aunque estén setenta minutos sin tocar el balón, cuando tengan la oportunidad de hacerlo puedan cambiar el rumbo de un partido.

Cualquiera que haya visto más de dos o tres partidos del Real Oviedo sabe que Aarón Ñíguez y Saúl Berjón son de ese tipo de jugadores. El 7 y 21 son la gran baza ofensiva del conjunto entrenado por Juan Antonio Anquela, un equipo que nace del trabajo y del rigor táctico de todos los hombres del campo pero que marca diferencias en el área rival cuando el ilicitano y el ovetense entran en contacto con el esférico. 

Hablando ya del partido del domingo, Berjón y Ñíguez van a ocupar en el césped la zona más vulnerable del Sporting. Los de Baraja tienen un potencial ofensivo importante, pero su balance defensivo y la espalda del doble pivote y de los laterales es un lugar donde suelen tener problemas. Si ya en el partido de ida Saúl y Aarón, sobre todo el segundo, fueron claves para sacar un punto del Molinón, ahora que están en un momento de forma inmejorable deben ser las dos principales armas de Anquela para acertar con el primer disparo del derbi

Comentarios

Las armas de Anquela para el derbi