¡A disfrutalo!

Artículu d'opinión de Miguel Fernandi

Gol Saul Berjon Real Oviedo Almeria Carlos Tartiere.Los futbolistas azules celebran el 2-1 de Saul Berjon
Los futbolistas azules celebran el 2-1 de Saul Berjon

Oviedo

Domingu, les 12 de la mañana. Despiértate l’alarma del móvil y sientes un dolor de cabeza importante. Sí, ayeri salisti a tomar una cerveza y acabasti ciarrando una discoteca. Prometisti nun liala porque hoi ye’l día, hoi ye’l derbi y queríes tar frescu.

Bueno, l’Espidifen va convertise n’Espidifriend. Dúcheste a too correr que quedasti dientro de media hora colos amigos. Lleves tola selmana cavilando sobre la camiseta y la bufanda escoyida pa la ocasión. Son les 12:20 y nun acabes de decidite. Bueno, pues ésta y ésta.

Llegues corriendo al bar y daste cuenta de que llegasti’l primeru. Nun tardarán muncho en llegar el restu de citaos: toos con mala cara, recién duchaos y reflexu fiel de qu’ellos tamién salieron a tomar una y con intención de dir pronto pa la cama. El partíu ye a les 6 y l’oxetivu fundamental ye llegar col puntín al fútbol ansí que de comer sólo vas inxerir el pinchu que pongan coles cerveces y les cerveces que sían les más grandes que tengan. Cantes, cantes y cantes canciones mítiques y otres que yes quién a inventar sobre la marcha pero que nun van tener éxitu.

Mires el reló de forma obsesiva y entres al estadiu muncho primero de lo normal. Casi nin salieron a calentar los equipos, casi nun hai naide nel estadiu menos nel sector visitante. Ellí probablemente tengas amigos y hasta a dalgún familiar pero tires un par de cortes de manga. Hoi nun hai nin amigos nin familiares que valga si nun son acérrimes del to equipu.

Cuando quies date cuenta y depués del mosaicu, yá entamó’l partíu. Ye bastante probable que nin siquier mirares les alliniaciones, lo que menos importa nel derbi son los nomes. Tú quies ver a once del to equipu matándose por esa camiseta.

El partíu ye un coñazu pa los que-yos gusta’l fútbol, va haber pocos goles, dalgún espulsáu y muncha tensión. Los pulmones cada vez te respueden menos, siénteste afogáu y tovía queda media hora pa siguir cantando y emburriando al to equipu. Ente qu’abres y ciarres los güeyos el derbi acabó. Si ganaron los tuyos tomarás 3 o 4 cerveces más pa celebralo, si perdieron tomarás la metá y maldicirás a los tuyos… y si hubo empate pues una habrá que tomala primero de dir pa casa.

Será llunes y l’alarma del móvil sonará muncho primero. Ye probable que tamién te duelga la cabeza pero nun te valdrá como escusa pa nun dir a trabayar pa dalguién que nun sabes si ye de los tuyos o de los contrarios pero que te paga a fin de mes. Y quedará un día menos pal siguiente derbi… ¡A disfrutalo!

Comentarios

¡A disfrutalo!