Iván Ania: «En un derbi, lo emocional es importante antes, durante y después»

Azul Carbayón charla con el ex jugador del Real Oviedo en vísperas del encuentro del domingo

Iván Ania en un encuentro ante Osasuna en la última temporada del Oviedo en Primera
Iván Ania en un encuentro ante Osasuna en la última temporada del Oviedo en Primera

Oviedo

Uno de los grandes temas que salen a relucir a medida que se acerca el derbi es la poca asturianización que viven actualmente ambos conjuntos. Si Juan Antonio Anquela no sorprende con la convocatoria, el Real Oviedo se enfrentará al Sporting con tan solo dos asturianos entre los 18 elegidos, Saúl Berjón y Diegui Johannesson. Antes del duro paso por los infiernos que vivió el club azul a partir de 2003, Iván Ania fue uno de los últimos grandes símbolos de la cantera carbayona.

El ovetense se formó en El Requexón, debutó en el primer equipo precisamente en un derbi y pudo jugar hasta seis temporadas en Primera División con el club de su vida. Después, en la última etapa de su carrera profesional, el centrocampsta volvió para jugar un año en 2ªB. Azul Carbayón charla con el ex entrenador del Vetusta y ahora técnico del Villanovense (grupo IV, Segunda División B) y nos da su visión de cómo ve al Oviedo de Anquela, el derbi y su experiencia en dichos partidos.

-Antes de abordar el tema del derbi, ¿qué tal está siendo su primera experiencia como entrenador fuera del Principado? El IV es un grupo que no conocía, ¿le está sorprendiendo?  

-La experiencia fuera de Asturias como entrenador está siendo positiva. El grupo 4 es muy fuerte tanto futbolística como económicamente, lo que permite que haya mejores jugadores y mejores entrenadores. Solo hay un campo sintético y la mayoría de clubes tienen estadios. Todos los equipos tienen jugadores que tuvieron pasado en categorías superiores.

-Su Vetusta dejó muy buen recuerdo entre la gente que sigue las categorías inferiores del Real Oviedo, ¿está al tanto de la actualidad del filial carbayón? ¿Algún jugador en especial que cree que tiene potencial para estar en poco tiempo en el primer equipo?

-Del filial veo las alineaciones y la clasificación. Mantengo la relación con varios de los que pude entrenar en el Vetusta o en el Caudal. Creo que hay jugadores con potencial y futuro para poder llegar y asentarse en el primer equipo. Asier, Josín, Viti, Lucas, Roni (David González) y alguno más pueden ser los nuevos 'Dieguis'. Solo necesitan confianza y que la apuesta por la cantera sea firme.

-¿Cómo está viendo al Real Oviedo de Anquela? ¿Hay posibilidades reales de ascenso?

-Al Oviedo lo sigo desde la distancia y no estoy al día de todo lo que sucede, pero los días que pude lo pude ver en televisión me pareció un bloque compacto, muy intenso, con una idea clara de juego y un equipo que tiene muchos registros. No necesita ser superior al rival para ganar y eso es importante. Le veo en una dinámica ascendente y capaz de aguantar la presión de estar arriba. Las opciones de ascenso son reales.

-¿Qué significó para un canterano azul como usted debutar a los 17 años (junio de 1995) en el primer equipo en un derbi asturiano? ¿Cómo vivió aquella semana y qué sintió tanto en la previa como en los diez minutos que estuvo en el césped?

-Debutar en el primer equipo era un sueño y jugar un derbi otro. Los pude cumplir los dos a la vez. La semana la viví con normalidad porque no me imaginaba que iba a ir convocado y mucho menos poder debutar. Vivía el ambiente de derbi como cualquier aficionado sin pensar que iba a poder participar directamente.

Cuando Antic da la convocatoria y me veo en el banquillo pues me alegro mucho pero cuando me pongo nervioso es cuando salgo al calentamiento con los compañeros de banquillo antes de empezar el partido. Haciendo el rondo me doy cuenta que me tiemblan las piernas y fallo cosas que normalmente no fallaba. En los minutos que estuve en el campo tenía tanto miedo a fallar que no me permitió disfrutar del partido hasta que el árbitro pitó el final.

-Jugó un total de cinco derbis asturianos en Primera División. Además del debut, ¿cuál es el que más recuerda? 

-El del debut es especial, pero el que más disfrute es el de la 95/96 en El Molinón, que ganamos 0-1 con gol de Carlos. El Sporting se quedó con dos jugadores menos y aprovechamos la superioridad numérica para ponernos por delante y con ocasiones claras para incluso golear.

-Jugó cinco y el Oviedo se llevó los cinco, ¿notaban que tenían comida la moral a los jugadores rojiblancos? ¿Alguna anécdota de aquellos días?

-No sabía el dato de cinco victorias de cinco derbis. En aquella época éramos superiores y lo demuestran los resultados. Anécdotas hay muchas, como cuando íbamos por la autopista y empezábamos a ver salir cabezas de los setos de los laterales y la gente lanzaba piedras al autobús. O las pancartas que siempre había en el puente del Rubín. Recuerdos imborrables.

-Además del asturiano, usted pudo disfrutar del derbi canario cuando jugó en el Tenerife. ¿Lo vivió igual? Esteban, que vivió el derbi gallego, el madrileño y el sevillano, dijo en su día que el derbi asturiano era el mejor de España, ¿está de acuerdo?

-El derbi canario también se vive intensamente, pero yo no tenía el sentimiento que podía tener un jugador de allí. Al final, para mí los derbis son los Oviedo-Sporting por el sentimiento de pertenencia hacia mi equipo desde niño. En Asturias se vive la rivalidad muy intensamente y claro que el derbi asturiano es el mejor.

-Siempre se dice que en un derbi dan igual las dinámicas de cada equipo, que el ambiente y la tensión igualan todo y no hay favoritos. ¿Hasta qué punto lo emocional puede ser más importante que el juego en sí? 

-Los derbis no suelen ser partidos bonitos. Suelen ser trabados, con muchas interrupciones. Lo emocional es importante antes, durante y después. Antes porque si estás toda la semana previa viviéndolo demasiado cuando llega el partido tienes un desgaste mental demasiado grande. Un exceso de motivación te puede llevar a cometer errores.

Durante el partido y después, si ganas tienes que disfrutarlo y no pensar que ya está todo hecho y si no ganas el golpe mental es duro y tienes que reponerte lo antes posible.

-Por todo lo que pasó en los últimos 15 años, ¿cree que este es un derbi especial?

-Seguro que sí. Todos son importantes, pero el Tartiere vivirá de manera especial este partido. Son muchos años sin poder disfrutar de un derbi como locales y la afición llenará el campo y llevará al equipo en volandas para intentar conseguir la victoria.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Iván Ania: «En un derbi, lo emocional es importante antes, durante y después»