Steven devuelve la sonrisa al Real Oviedo

Un solo minuto le bastó al delantero del Vetusta para darle la victoria a su equipo

Forlin Carlos Hernandez Gol Real Oviedo Granada Carlos Tartiere.Forlin celebra su gol con Carlos Hernandez
Forlin celebra su gol con Carlos Hernandez

Oviedo

En el fútbol está todo inventado. Los porteros paran, los defensas defienden y los delanteros marcan goles. Un minuto es lo que tardó Steven en conseguir su primer tanto con la camiseta del Real Oviedo y darle el triunfo a los suyos (2-1) frente a un Granada que se llegó a adelantar en el marcador.

Tres puntos vitales para los asturianos que consiguen volver a puestos de playoff. Una victoria necesaria tras más de un mes sin conseguirla. El Real Oviedo respira un poco y afronta la última parte de la liga con optimismo.

Las dudas en la alineación quedaron despejadas a una hora del encuentro. Anquela apostaba o, mejor dicho, no apostaba por Steven en el once. Pese a ser «la opción principal», el técnico andaluz prefirió colocar en la punta de ataque a un futbolista que no es delantero centro. El preparador oviedista mostraba su total confianza en el bloque principal de la primera plantilla.

Además, Cotugno se hizo finalmente con el puesto de Johannesson, relegando a Viti al banquillo. Otro movimiento sorprendente fue la inclusión de Mariga en el once inicial en detrimento de Rocha. El keniano, que en Tenerife no disputó ni un minuto, volvía a la titularidad cuatro meses después.

El arranque del encuentro fue el esperado. Dos equipos que luchan por la zona alta y que eran conscientes que cualquier error podía ser una condena. Mucho respeto y poco ataque en el primer cuarto de hora. Pasado ese inicio, fue el Granada el que inició las hostilidades en saque de esquina que terminó con un disparo al larguero. Primer aviso serio de los nazaríes. Contestó el Real Oviedo en una rápida incorporación de Mossa que Aarón remató fuera en el primer palo.

Tras las dos intentonas, el encuentro volvió a su situación inicial en la que los dos equipos se mostraban conservadoras. Primero defender y, si es posible, crear peligro. Los azules amenazaban a través del balón parado, mientras que los andaluces trataban de aprovecharse de los errores de la defensa local, como uno de Christian Fernández que a punto estuvo Joselu de aprovechar. 

En uno de esos fallos, Mossa hizo lo que nunca se debe hacer. El lateral despejó al centro del área, directamente a Kunde. El centrocampista solo tuvo que controlar con el pecho y batir a Alfonso Herrero para hacer el 0-1 para los de Oltra. Los nazaríes castigaban con contundencia al Real Oviedo.

Por suerte para los azules, la reacción no tardó en llegar. En el despeje de un saque de esquina, Aarón puso el esférico en el segundo palo para Carlos Hernández, Chico Flores consiguió despejar para su portería, pero Javi Varas, al tratar de evitar el córner, permitió que el zaguero azul recuperase un esférico que quedó suelto para que Forlín hiciera el 1-1.

Un empate mucho más justo antes de llegar al descanso. La alegría pudo ser doble si Carlos Hernández hubiera acertado en su remate a portería un gran centro de Saúl. Tablas en el intermedio en un partido pobre en el que ambos equipos aprovecharon sus opciones.

Una segunda parte buscando el gol

Salió el Real Oviedo mucho más enchufado tras el paso por los vestuarios. A punto estuvo Aarón de hacer el segundo gol para su equipo, pero su disparo, tras recibir una asistencia de Mariga, se fue desviado de la portería de Javi Varas.

Contestó el Granada con un centro lateral que la defensa azul fue incapaz de rechazar. Machís, solo en el segundo palo, no consiguió empalar el esférico y la oportunidad se esfumó para los andaluces.

El Real Oviedo volvió a demostrar su poderío en el balón parado. Berjón botó un balón perfecto al punto de penalti. La defensa no pudo despejar y Christian y Mariga se molestaron cuando ambos lo tenían todo de cara para anotar.

Movió el banquillo Anquela para dar mordiente al ataque. Steven entraba por un cansado Fabbrini. Cosas del fútbol, cuando no llevaba un minuto en el campo, el futbolista del filial remató un centro de Mossa con un remate de primeras al que Varas no pudo rechazar. El balón, suelto a un metro de la línea, lo cazó el delantero para hacer su primer gol con la camiseta del Real Oviedo.

Oltra buscó reactivar a los suyos desde el banquillo. Dio entrada a Hjulsager, Pedro y Rey Manaj. Este último por Joselu, que tuvo que retirarse tras un encontronazo con Christian Fernández en el que el futbolista azul sacó el codo y golpeó al atacante a la altura del cuello.

El último cuarto de hora fue un intento continuo del Granada, que buscaba espacios en la defensa asturiana. Los azules se afanaban por achicar cualquier ataque nazarí con un gran despliegue físico.

Los últimos minutos, con seis de añadido, fueron de gran tensión. Darwin Machís vio la roja por una agresión a Viti. Los andaluces, pese a estar con 10, lo siguieron intentando con todo, llevando el miedo a la grada oviedista. Pese a todos los intentos, el Real Oviedo cerró la victoria y consiguió volver a puestos de playoff de ascenso gracias a un tanto de Steven. La cantera, al rescate del primer equipo.

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Cotugno (Viti, min 87), Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández, Mossa; Folch, Mariga; Aarón Ñíguez, Saúl Berjón (Varela, min 90), Fabbrini (Steven, min 62).

Granada: Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez (Pedro, min 81); Pierre Kunde, Montoro; Darwin Machís, Sergio Peña, Salvador Agra (Hjulsager, min 68); Joselu (Rey Manaj, min 74).

Goles: 0-1 Kunde (min 39). 1-1 Forlín (min 43). 2-1 Steven (min 64).

Tarjetas: El colegiado Arcediano Monescillo amonestó a los locales Mossa y Mariga, y a los visitantes Sergio Peña, Chico Flores, Montoro y Víctor Díaz. Además, expulsó con roja directa a Machís.

Incidencias: Estadio Carlos Tartiere, 14.258 espectadores.

Comentarios

Steven devuelve la sonrisa al Real Oviedo