Mariga tiró del carro

¿Qué ocurrió en el Real Oviedo-Córdoba de la primera vuelta?

Mariga Real Oviedo Horizontal.Mariga durante el encuentro frente al Cordoba
Mariga durante el encuentro frente al Cordoba

Oviedo

Hay que decir que el Real Oviedo-Córdoba de la primera vuelta se jugó en un contexto muy parecido al del Real Oviedo-Granada del pasado domingo. En ambos encuentros, los carbayones llegaban con urgencias tras cinco jornadas sin conseguir la victoria. Sin mostrar un gran juego en ninguno de los dos encuentros, el resultado fue casi el mismo: 2-0 ante los blanquiverdes y 2-1 contra los rojiblancos.

Aquel Oviedo de finales de octubre todavía era un equipo en ciernes, inmerso en un periodo de adaptación que no tardaría en encontrar un camino que le llevaría al conjunto de Juan Antonio Anquela a instalarse en la zona alta de la tabla. Los azules iniciaron aquel partido ante el Córdoba en el puesto 17º, el peor de todo el curso. Ahora bien, ¿te acuerdas de lo que pasó aquel día en el Tartiere?

Un partido muy plano

Se puede decir que el Oviedo-Córdoba de la primera vuelta no fue un partido vibrante. Juan Merino se estrenaba en el banquillo blanquiverde y, como suele pasar en estas situaciones, quiso asegurar la portería y plantó un 4-4-2 lineal donde la premisa principal era evitar los espacios para Aarón Ñíguez y Saúl Berjón, los grandes peligros carbayones. 

Fue precisamente Saúl el único en aportar algo diferente en una primera parte muy sosa. El ovetense, con ayuda de Mossa, encontraba huecos donde sus compañeros solo veían rivales y consiguió dejar solo a Toché ante el portero Kieszek, pero el murciano no estuvo acertado.

Mientras tanto, en la medular del Tartiere se encontraba cómodo McDonald Mariga, que debutaba como titular en el feudo ovetense y lo hacía a un gran nivel. Un nivel que aumentó incluso tras el paso por los vestuarios. El keniano se puso a tirar del carro azul y su sola presencia hacía que el equipo jugará más tiempo en campo del Córdoba que cerca del área de Juan Carlos. 

El partido se puso de cara para los de Anquela cuando, en un córner sacado por Aarón Ñíguez, Sergi Guardiola peinaba en el primer palo e introducía el balón en su propia portería. 1-0 y camino allanado. Ya en los minutos finales, otra gran jugada de Mariga era finalizada por Diegui Johannesson, poniendo el 2-0 definitivo en el marcador.

Diegui y su primer gol como profesional

El partido agonizaba cuando Johannesson vio puerta por primera vez en Segunda División. Mariga robaba un balón en el inicio de juego del Córdoba, conducía y metía un pase al hueco perfecto que Diegui, tras un desmarque de libro, recogía para batir a Kieszek. 

El asturiano de origen islandés culminaba así una tarde perfecta, ya que ese mismo día volvía a disfrutar de minutos en el Carlos Tartiere tras más de un mes en el dique seco por culpa de una lesión muscular.

El once de Anquela

El técnico jienense volvió a apostar por el trivote que puso en Granada pero cambiando las piezas. Mariga ocupaba el puesto de Forlín en la medular, acompañando así a Folch y Rocha. En defensa, Mossa sustituyó a Christian Fernández, siendo los otros tres miembros de la zaga los mismos que en Los Cármenes, es decir, Cotugno, Carlos Hernández y Valentini. En ataque lo de siempre por aquellas jornadas, el trío formado por Aarón Ñíguez, Saúl Berjón y Toché. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Mariga tiró del carro