El presidente del Mirandés carga contra Cervero

Alfredo de Miguel da la versión del club sobre el despido del delantero

Cervero celebra un gol con el Mirandés
Cervero celebra un gol con el Mirandés

Oviedo

Prosigue la polémica en torno al despido de Diego Cervero. El exfutbolista abandonó el Mirandés el pasado 30 de agosto tras recibir la notificación por parte del club. Ese mismo día, el ariete afirmó que limpiaría «su honor en los juzgados». Hoy ha sido turno para Alfredo de Miguel, presidente del club de Miranda de Ebro. El mandatario cargó contra el asturiano, del que afirmó que se llegó a encarar con él y con varios miembros de la entidad. 

Según reproduce Rafa Mainez, periodista del Diario Marca, el desencuentro tendría su origen el pasado 14 de agosto, cuando «en una sesión de entrenamiento hay un rifirrafe con el técnico y, en presencia de sus compañeros, se produce un acto de rebeldía».

Siempre según las palabras del presidente del Mirandés, «se produce una falta de respeto por parte de Diego Cervero. Además hay testigos. Dijo al entrenador "que no era quién para tomar decisiones. Las cosas no son como tú digas... ¡viva el franquismo!"». Según de Miguel, este desencuentro entre futbolista y entrenador constituye «un amotinamiento y una falta de disciplina».

La secuencia de hechos prosigue, según el máximo mandatario del club, el día 17, cuando Cervero «se personó en el vestuario e iba con la idea de disculparse. Pero le espetó al entrenador lo siguiente: "Estamos en guerra. Esto es la guerra. A ver quien sale vencedor. Mi único objetivo es que te echen y que salgas antes que yo"». Es en ese momento cuando, según Alfredo de Miguel, «se encaró conmigo, con el director general y con el director deportivo. En fin, ha tenido un comportamiento absolutamente negativo y retador hacia el club».

La historia de un despido

A partir de ese momento, el Mirandés inicia el procedimiento para el despido del futbolista: «El 22 de agosto le otorgamos un expediente para que explique sus alegaciones y no lo hizo. No entró en materia de lo ocurrido y simplemente citaba artículos. Nosotros en ese momento estábamos sin delanteros y sin nada. Llegó el momento de despedir a Cervero».

Según relata el presidente del club burgalés, «ese despido fue el 29 de agosto por falta muy grave. Es una serie de datos y de fechas que parece que no dicen nada. El Mirandés entiende que esto ha provocado su despido. Hoy le hemos mandado un burofax que dice lo siguiente: El Mirandés ha acordado iniciar las acciones legales para reclamarle los daños y perjuicios que han provocado su despido disciplinario. Con el único propósito de desvincular su contrato con el club. El club le insta que pague en un plazo de 5 días».

En último lugar, Alfredo de Miguel cree que todo esto ha sido provocado por el futbolista: «El jugador dinamitó su contrato. Con una falta de respeto al entrenador que no puede traer algo que no sea el despido del club».

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

El presidente del Mirandés carga contra Cervero