Alanís y Carlos Martínez se entrenan con el grupo

El Real Oviedo volvió al trabajo en El Requexón

Anquela Requexon.Anquela, durante un entrenamiento
Anquela, durante un entrenamiento

Oviedo

La derrota en el último instante ante el Nàstic ya es historia y el Real Oviedo volvió al trabajo con la mirada puesta en el partido del domingo ante el Mallorca (Carlos Tartiere, 12:00 horas). 

Como es habitual en los días post partido, los titulares, salvo Ramón Folch y Saúl Berjón, realizaron unos 15-20 minutos de carrera continua y progresiones antes de volver al vestuario. Joselu, que sí empezó a correr junto a sus compañeros, se marchó antes de tiempo.

La buena noticia de la mañana la protagonizaron Carlos Martínez y Oswaldo Alanís. El lateral derecho y el central trabajaron al mismo ritmo que los suplentes de ayer en Tarragona y su recuperación ya es evidente. Fueron parte de los rondos y también participaron en la posesión.

Gorka, Champagne, Ibra, Boateng, Javi Muñoz se ejercitaron junto a Jorge Mier, Borja Sánchez, Steven y los ya mencionados Martínez y Alanís, a las órdenes de un Anquela que pedía mucha intensidad a sus futbolistas en el robo tras pérdida.

Por su parte, Aarón Ñíguez no se entrenó debido a la lesión que sufrió el pasado viernes y que le impidió entrar en la convocatoria para Tarragona, mientras que Toché saltó al césped del campo nº1 para trabajar en solitario.

Comentarios

Alanís y Carlos Martínez se entrenan con el grupo