La incógnita de los tres centrales

Por primera vez en el curso, Anquela tiene a su disposición a todos los defensas de la plantilla

Forlín, Carlos y Javi Hernández durante el Oviedo-Mallorca
Forlín, Carlos y Javi Hernández durante el Oviedo-Mallorca

Oviedo

Después de que Forlín, Christian y Javi Hernández formasen el eje de la zaga ante Albacete, Osasuna y Nàstic, los tres partidos donde Anquela apostó por la línea de tres centrales, el técnico jienense decidió ante el Mallorca dar entrada a Carlos Hernández, siendo Christian el damnificado. 

Con la vuelta del central andaluz al once inicial, Forlín movió su posición al centro de la línea de tres y Javi siguió en el flanco izquierdo. Los tres completaron un notable partido, siendo partícipes del gran primer tiempo del Oviedo y sin casi fallos reseñables.

A pesar de cuajar un encuentro casi perfecto, el gol del Mallorca tras un fallo de marcaje en el corazón del área oscureció un poco el partido de la línea en general y de Carlos en particular. Ahora, ya con Oswaldo Alanís a pleno rendimiento y siendo un candidato más a entrar en el once, la decisión se complica para Juan Antonio Anquela. 

«Estoy listo para lo que quiera el míster. Esto cambia rápido y hay que aprovechar las oportunidades», dijo el mexicano ayer en sala de prensa. También hay que reseñar que Christian, que estuvo la semana pasada entre algodones, ya parece estar recuperado de sus dolencias y ayer completó la totalidad del entrenamiento matutino. 

Cinco jugadores y solo tres plazas. El puesto de central es el más caro en el Real Oviedo actual y Anquela, con el equipo inmerso en una especie de psicosis defensiva, deberá tomar una decisión para visitar el sábado al Dépor (Riazor, 20:30 horas).

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

La incógnita de los tres centrales