La semana más extraña del curso

Los horarios y el temporal cambian drásticamente la rutina del Real Oviedo

Jugadores del Oviedo en las instalaciones Tensi
Jugadores del Oviedo en las instalaciones Tensi

Oviedo

Tres días de entrenamiento, dos con titulares y reservas pero no en la superficie en la que se jugará el encuentro de mañana ante el Zaragoza (La Romareda, 21:00 horas). Desde hace semanas se sabía que los horarios puestos por La Liga condicionarían esta semana de trabajo, pero las fuertes lluvias caídas en Asturias lo han multiplicado por dos. 

El Real Oviedo finalizó el partido de la pasada jornada en Almendralejo a las 22:00 horas. Volvieron en autobús esa misma noche de domingo y el lunes realizaron una sesión regenerativa en el Balneario de Las Caldas. Al día siguiente, ya en El Requexón, los titulares ante el Extremadura se ejercitaron a un ritmo bajo y tras unos rondos y unas progresiones se fueron al gimnasio.

Hasta aquí todo normal, pero la climatología lo cambió todo. Las fuertes lluvias inundaron El Requexón la madrugada del miércoles y obligaron a los azules a hacer las maletas rumbo a las instalaciones Tensi. Ayer, sobre hierba sintética, Anquela dirigió la primera sesión completa y con todos los jugadores disponibles de la semana.

A un día de jugar en La Romareda, esta mañana los carbayones realizarán el último entrenamiento, también en los Tensi, antes de poner rumbo en autobús a Zaragoza. Descanso muy regulado, poco balón y en una superficie muy diferente a la que están acostumbrados. Así ha sido la semana más extraña del curso para el Real Oviedo.

Comentarios

La semana más extraña del curso